martes, 24 de febrero de 2009

Regreso a Ubuntu Studio 8.04

Varios han sido los motivos por los que, este sábado, en un rato que tuve libre, me cargué la partición en la que tenía instalado Ubuntu Studio 8.10:

  1. No me reconoce la tarjeta inalámbrica que, sin embargo, la versión genérica de Ubuntu Intrepid Ibex 8.10 sí lo hace. Por lo tanto, la conexión a Internet imposible, y ésto hace la descarga e instalación de paquetes una tarea no factible, al menos de forma directa.
  2. Algunas librerías no son compatibles con programas antiguos. Es particularmente complicado instalar desde el código fuente por la sencilla razón de que las dependencias no pueden ser satisfechas. Más detalles de ésto muy pronto.
  3. No viene un programa esencial para la producción musical en GNU/Linux como Rosegarden, y creo echar en falta alguna aplicación más.
  4. El kernel, aunque funciona perfectamente Jack con él, aparentemente no es un real-time kernel. Al menos no viene etiquetado como tal.
  5. La opción que tenía puesta en el inicio (acpi=off apm=on apm=power-off noapic), traía como consecuencia tener que terminar de apagar con el botón de la torre. Cosa que no veía desde win95. Pero sin ponerla, no arrancaba el sistema :( .
En resumen, me pasé el otro día por la web de Ubuntu Studio y vi que había una primera revisión de su distribución especializada en música y video, en su versión 8.04.1, así que no lo dudé y la descargué para mi sufrido amd64, junto a su homónima versión en formato live CD, para probar antes el hardware, como hice en su día con Intrepid Ibex.

Y como el disco de Ubuntu Hardy Heron -revisión 8.04.2- me fue bien, incluida la tarjeta wifi y el acceso a Internet, pues no lo he dudado y he instalado su versión Studio.

En breve os contaré cómo he instalado, con éxito, un programa desde el código fuente en dicho sistema.

Por supuesto, los paso a paso sobre el sonido en Ubuntu Studio y el de cómo hacer que suene MuseScore siguen siendo igual de válidos para quienes optéis por la versión 8.04.1 que, aunque sea más antigua, es más estable.


7 comentarios:

  1. real-time kernel? Y eso que és? :S

    ResponderEliminar
  2. No puede ser...

    OTRO CEREBRITO INFORMATICO... ;)lo siento pero no entiendo ese idioma es demasiado complicado para mis neuronas, y tu lo has dicho sin nosotras nada seria igual... un besele muak....

    ResponderEliminar
  3. erMoya, ¿nunca has sabido de los kernel o núcleo Linux de baja latencia o real-time kernel? Son imprescindibles para ejecutar aplicaciones que precisen de una respuesta a tiempo real. Como, por ejemplo, las que yo quiero para producir música en Ubuntu.

    Espero haberte despejado la duda :P.

    Hola, Estela: nada más lejos de la realidad, en su día ya dije que no soy informático, pero he tenido que aprender a la fuerza algunas cosas para conseguir hacer otras.

    Gracias por pasarte por aquí ;).

    ResponderEliminar
  4. Esssto... Digamos que se lo que es un kernel y poco más xD

    No se, ni siquiera sé de que clase es el que yo tengo instalado.
    De hecho, no se me ocurre para qué podría ser interesante, o qué beneficios tendria el usar un kernel que no pueda trabajar en tiempo real.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Imaginate que tocas una nota en una guitarra eléctrica, y la escuchas en el ampli al cabo de un segundo... Sería molesto, ¿verdad? No se podría ni tocar así.

    Pues en parte es para evitar ese tipo de cosas en programas que requieren respuesta inmediata, como en aplicaciones de sonido o video en 3D. Son versiones parcheadas del kernel correspondiente para que funcionen a tiempo real con la máxima estabilidad posible.

    Suelen tenerlo instalado de serie distribuciones como Musix, Ubuntu Studio, Studio 64, Artistx, JackLab, y similares.

    Para un uso corriente, como conectarse a internet, aplicaciones ofimáticas, etc, con el kernel normal es más que suficiente. Sólo locos como yo requerimos de esos núcleos especiales, así que no te preocupes más por esa cuestión, que si ninguno de los programas te lo ha pedido, es que no lo necesitas.

    Cuidate, erMoya ;).

    ResponderEliminar
  6. Me resulta muy interesante leer tus experiencias con el Ubuntu, algunas cosas me suenan a chino pero igual las termino entendiendo.

    Y no porque sea de Ubuntu, si hablaras de este tipo de aspectos de Windows también me sonoaria a chino jeje

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Mijel: no hay mucho de diferente que con Windows, algunas cosas cambiadas de lugar, nombres distintos, formas diferentes de hacer las cosas, y poco más.

    Atento a una próxima entrada, que creo te interesará de manera especial.

    Saludos, compañero!!

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.