viernes, 6 de marzo de 2009

Pudo ser peor...

He estado a punto de cerrar definitivamente mi otro blog. Y no por falta de fotografías interesantes, que últimamente tampoco abundan, sino porque casi di por perdida mi cámara digital de fotos Kodak EasyShare C433. Y claro ahora mismo no me puedo permitir una nueva.... Pero vamos por partes.

El pasado domingo fui a visitar a un viejo amigo mío y a su familia. Dando un paseo por los alrededores de su casa, una de sus hijas de 2 años se cogió de mi mano derecha. Yo llevaba la cámara en la izquierda. Entonces quise pasársela a mi novia Carol para que inmortalizara el momento, pero la transferencia entre manos falló, con tan mala suerte que cayó en la cabeza de la pequeña Olga, rebotó, y se estrelló contra el asfalto. El golpe final lo paró el objetivo.

Por suerte la niña no se hizo nada, ni siquiera lloró mientras comprobábamos a ver si le había pasado algo. Una vez tranquilos, echamos un vistazo a la máquina, y advertimos que el objetivo, de esos retráctiles, que se esconden cuando apagas la cámara, tenía una rigidez mayor de lo normal. Al intentar encenderla, la pantalla mostraba el inicio, pero enseguida se volvía a quedar negra. Comprendimos que ya nunca más sacaría una sola foto :(.

Afortunadamente, las que hicimos estaban a salvo en la tarjeta de memoria :D.

Pero este lunes pasado, Carolina me animó a que abriera con un destornillador la máquina, quizá aún tenía arreglo.

Desmonté más de diez tornillos para llegar a ver de refilón la parte mecánica del objetivo. Cuando vi que aquello tenía un poco más de juego, probé a mover lateralmente el objetivo. Un chasquido sonó, y la rigidez desapareció. Puse las pilas, y la cámara se encendió con normalidad, y lo mejor es que permaneció encendida y el objetivo volvió a su posición de reposo al apagar.

Naturalmente, probé a hacer unas fotos, y ¡funciona perfectamente!


¿Qué quiero deciros con ésto? Pues que es muy fácil, cuando algo se rompe, tirarlo y comprarlo de nuevo. Yo no daba un duro por esta cámara después del accidente, pero me decidí a meterle mano y salí ganando, porque ni tengo pasta para comprarme una nueva, ni en el caso que hubiera podido hacerlo, no tenía ganas de aprender a utilizar otra.

Si algo se os estropea, no lo déis por perdido e intentad salvarlo, lo peor que puede pasar es que se escoñe del todo... Total, ¡si ya lo está...! :P.

...Pero, ¿y si lo arreglaras?

6 comentarios:

  1. Toda la razón del mundo. La máquina ya estaba rota y no perdías nada intentando arreglarla... como mucho te ahorrarías el dinero de la máquina nueva. Eso es lo que hacían nuestros padres y míralos, son unos manitas mientras nosotros somos medio inútiles xD

    ResponderEliminar
  2. ¿Puedo enviarte la mia?

    Hace un año cuando fui a volver a utilizarla para las novatadas en la universidad, ya no iba :(

    Se ve blanco... blanco blanco, jejeje

    Saluditossss

    ResponderEliminar
  3. Hola, RorPieth^: pues no es la primera vez que hago un arreglo de este tipo. Con el ampli de la guitarra tenía una guerra constante, concretamente con el cable de cambio de canal limpio a saturado. En el último bolo que llegué a tocar tuve que coger el soldador eléctrico porque no iba, mientras que en el último ensayo si que iba...

    Nunca sabré qué le hice a ese dichoso cable...

    ¡Saludos!

    Uve, si quieres cuéntame qué le hiciste a tu cámara para que se vea todo blanco...

    ...Más que nada para no hacerlo yo... ;)

    ...Bueno, y para tener algún dato más, quizá aún tenga arreglo.

    ¡Saluditossss, Uve!

    ResponderEliminar
  4. Yo también soy de los que prefiero intentar arreglarlo que tirarlo sin más. Algo parecido me ocurrió con mi vieja PS2, se cayó y dejo de funcionar, como no tenía mucho que perder la desmonte, no me digas lo que toque, no tengo ni idea, lo único que hice fue apretar las cosas que veía un poco sueltas, pero el caso es que volvió a funcionar.

    ResponderEliminar
  5. Suerte tuviste y yo me alegro mucho de ello, por norma general ese tipo de cámaras (y casi todos) cuando sufren un golpe de esos esta para tirar, pues nada aprovecha y dale caña.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  6. Pues eres de los mío entonces, Josepin. Siempre que puedo intento salvar las cosas, antes de darlas por perdidas. La única diferencia es que es la primera vez que lo hago público :$.

    Tú lo has dicho, Charly Morlock: tuve mucha suerte. Quizá si no hubiera rebotado antes en la cabeza de la niña, la caída hubiera sido letal para la cámara, al haber sido desde más altura.

    Tengo un móvil con una buena cámara, pero tú bien sabes que no se puede comparar con una cámara digital dedicada, aunque sea un modelo modesto como el mío.

    ¡Un saludo a los dos! :H

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.