lunes, 4 de mayo de 2009

Historia de GNU/Linux - Cómic en Atix

Recientemente descubrí otra revista más de software libre llamada Atix. Ya van por el número 9. Pues bien, estuve hojeando las páginas -en formato PDF- de su número uno, y descubrí unas tiras cómicas que voy a compartir con vosotros.

Se trata del origen de GNU/Linux, donde explica, entre otras cosas, por qué siempre que me refiero a Linux, pongo GNU delante.

Para ver las imágenes en su tamaño original, expandir la entrada, esperar que cargue la página completamente y pinchar en las imágenes.





Creative Commons License
Historia de GNU/Linux por Autodidacta está licenciada bajo una licencia Creative Commons Atribución-Licenciar Igual 3.0 España License.
Basada en un trabajo de Autodidacta.

6 comentarios:

  1. Tema un poco complejo para mi pero interesante,todos los días deberíamos aprender algo,a ser posible constructivo.Este artículo lo es aunque tendré que darle unas cuantas vueltas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo...
    Perdona el comentario fuera de tema. Pense que este video podria interesarte. Saludos

    http://www.youtube.com/watch?v=I-D1Rg78joQ

    ResponderEliminar
  3. Eterno Insatisfecho: Richard Stallman siempre pone el ejemplo de las recetas de cocina. Imagínate que alguien publica un libro de recetas y decide que de esas recetas sólo se puede hacer uso, tal cual, de como están escritas. En otras palabras: si te apetece hacer alguna modificación, por ejemplo, añadir cebolla, poner menos carne... No puedes. Y tampoco puedes compartir la receta original con tus amigos, ni tampoco la modificada.

    Pues bien, esto mismo, aplicado al software, es lo que está pasando, concretamente con el privativo. Las recetas -código fuente- de los programas están ocultos, a fin de que nadie, salvo los que lo desarrollaron, pueda modificarlas.

    La filosofía del software libre pretende cambiar esta forma de pensar, y con grandes resultados hasta la fecha. Existen verdaderas comunidades alrededor de ciertos programas y sistemas operativos, formadas por programadores voluntarios, trabajando para mejorarlo día a día.

    Espero que esta analogía -de Stallman, no mía- de las recetas de cocina te haya servido. :H

    Kaux: para nada está fuera de lugar ese vídeo. Es un sinte concebido para Windows -soft privativo- funcionando en un entorno GNU/Linux -Ubuntu, según los créditos del vídeo- a través de un programa de código abierto llamado Wine.

    Es interesante, y no creas que no he intentado hacer funcionar VST y VSTi en Ubuntu. Lo que pasa es que es más complicado de lo que parece. Una vez lo logré en el portátil, pero con muy poca estabilidad.

    Y si quisiera hacer lo mismo en mi PC de sobremesa, un amd64, tendría que compilar unos paquetes, y bajarme unos archivos de la página de Steinberg -archivos de desarrollo de VST-, previo registro, pero es algo que escapa, de momento, a mi conocimiento, así que he optado, de momento, por terminar unos proyectos que tengo inacabados en Windows, y después me pondré a investigar un poco más sobre este tema.

    Saludos, Kaux :H

    PD: hay otro Kaux en Twitter, me pensaba que erás tú :D

    ResponderEliminar
  4. En serio hay un Kaux en twitter...? vaya! jejeje esperemos que el tipo del video nos enseñe como lo hizo. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el ejemplo,ayuda.Pese a ello tendré que venir por aquí unas cuantas veces más hasta memorizarlo,lo cual será un placer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Conocía la existencia del software libre por encima, pero las viñetas me lo han aclarado mucho más, y hasta me ha hecho recordar los tiempo en los que trabajaba con una de las primeras versiones de Unix. ¿De verdad es más seguro que Windows?

    Creo que el simple hecho de que profesionales y amateurs regalen su tiempo y esfuerzo por el bien de la comunidad ya es un gran paso para romper las cadenas de la globalización.

    Por cierto, Jose, te lo dije antes y te lo vuelvo a decir ahora:

    ¡¡¡Eres un amigo como pocos!!!

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.