jueves, 18 de marzo de 2010

Instalación de programas en Ubuntu

Esta entrada tiene como objetivo servir de referencia para que, cada vez que descubro un programa interesante en Ubuntu, podáis instalarlo sin problemas, en caso de no ser usuarios demasiado avanzados. De esta manera evitaremos repetir innecesariamente los procesos en todas las entradas. Simplemente enlazaré a esta, por si fuera necesario para vuestra consulta.

Básicamente hay varias formas de instalar aplicaciones o paquetes en Ubuntu y derivados, que dependerán prácticamente del origen del paquete de instalación:

También es posible instalar paquetes pensados para otras distribuciones GNU/Linux, pero como no lo he podido comprobar por mí mismo, no lo voy a explicar. Para más información, os remito a este interesante post de Configurar Equipos.

Instalación de programas por repositorios.

Añadir y quitar...

Me parece la manera más sencilla de instalar aplicaciones en Ubuntu. Se accede mediante el menú Aplicaciones - Añadir y quitar...


Si conoces el nombre y la categoría del programa que buscas, lo puedes encontrar sin problemas, siempre que esté en los repositorios oficiales de la distribución. En el ejemplo seleccionamos la extensión para Firefox Firebug:


Nos piden confirmación para aplicar los cambios seleccionados:


Por último, nos piden la contraseña, que será la misma que utilizamos para administrar el equipo:


Tras la descarga de los paquetes necesarios y su instalación ya podemos cerrar este gestor de instalación y disfrutar del programa instalado.

Gestor de Paquetes Synaptic.

Es un gestor de aplicaciones más avanzado que el anterior. Además de tener acceso a la instalación de los programas de uso habitual, también es posible localizar e instalar las librerías y demás dependencias que podamos necesitar para instalaciones más complejas.

Pero si lo que queremos es utilizarlo para instalar un paquete, accederemos a este gestor mediante el sistema de menús Sistema - Administración - Gestor de Paquetes Synaptic:


Antes de abrirse nos solicitará la contraseña de administrador. Una vez hecho, accedemos a la interfaz del gestor, muy similar al de Añadir y quitar...

Para buscar un paquete, seleccionamos uno cualquiera, empezamos a escribir el nombre del que buscamos y, si está, lo encontraremos en una fracción de segundo:

Si no sabemos el nombre exacto del paquete, puede ser útil el buscador de más arriba (búsqueda rápida).

Una vez localizado, pinchamos con el botón derecho y lo marcamos para instalar:


No hay ningún problema en seleccionar varios programas más que queramos instalar. Eso sí, una vez hecho, para que se instalen hay que pulsar el botón Aplicar, que encontraremos en la parte superior central de la interfaz de Synaptic:

Esta es la última oportunidad de hacer cambios antes de instalar. Nos sale un cuadro de diálogo para confirmar que vamos a instalar los paquetes, así como las dependencias afectadas en el proceso y el espacio que van a ocupar en el disco duro. El último paso es pulsar el botón Aplicar y esperar.


Una vez finalizada la instalación, podemos seguir utilizando Synaptic para instalar más paquetes, o cerrarlo.

Aptitude

Aptitude se puede decir que es el Synaptic en modo texto, pero esta afirmación no sería del todo cierta (+información). Resulta útil por la flexibilidad que caracteriza a las aplicaciones en modo texto, y por lo cómodo que resulta instalar copiando el comando desde un blog.

Por ejemplo, siguiendo con el mismo ejemplo, si quisiéramos instalar el complemento para Firefox Firebug con Aptitude, simplemente abriríamos la Terminal (Aplicaciones - Accesorios), copiaríamos el comando:


sudo aptitude install firebug

Lo pegaríamos tal cual en la línea de comandos y le daríamos a la tecla Enter. Tras escribir la contraseña (la cual no deja asteriscos ni símbolo alguno al ponerla, por cierto) damos nuevamente a Enter y el comando se ejecuta. Esperamos y ya tenemos el programa instalado. La salida en la consola vendría a ser algo así:



Con el paquete .deb ya compilado y descargado

Si disponemos del paquete .deb en el disco duro, simplemente hacemos doble clic sobre él, y si se satisfacen las dependencias, seguimos los pasos indicados para instalar, introduciendo la contraseña en el proceso. Más fácil, imposible.


Si la cosa se complica, solicitándonos dependencias, habría que recurrir a Synaptic para conseguirlas. También es posible con Aptitude, pero es más sencillo con el gestor gráfico.

Para conseguir paquetes .deb, un buen lugar es GetDeb.

Con el paquete con el código fuente o tarball

Primero nos aseguramos que no existe del programa que queremos en el instalador de Debian (.deb). Si la búsqueda fracasa, nos descargamos la tarball o archivo con las fuentes desde la página oficial del programa. Normalmente vendrá con la doble extensión .tar.bz.

Descomprimimos el contenido y abrimos la Terminal. Y nos situamos en la carpeta donde están los archivos fuente con el comando CD. En este ejemplo vamos a instalar la última versión de Rakarrack, y para ello nos situamos en la carpeta descomprimida rakarrack-0.4.2 de esta manera:

cd rakarrack-0.4.2
Esto en caso de estar descomprimida en la carpeta personal de usuario. De lo contrario habría que poner la ruta completa. Para no complicarse demasiado, existe una extensión para Nautilus que te abre directamente la Terminal con la ruta ya cargada.

Una vez situados en ella con la Terminal tecleamos ./configure. Al cabo de unos segundos nos dirá si está todo correcto o si falta alguna dependencia. En este caso nos dice configure: error: fltk not installed!. Habría que usar Synaptic para buscar un paquete llamado libfltk.

No voy a entrar en demasiados detalles para esta instalación en concreto, pero para que entendáis la idea, cuando en el configure nos pide un paquete, casi siempre se va a tratar de una librería para desarrolladores. Se trata entonces de buscar un paquete que empiece por lib, que contenga el nombre que nos dice, y que termine en -dev. En nuestro caso en concreto se trata de libfltk1.1-dev.


Continuamos instalando dependencias, si nos las continúa solicitando. Cuando ya no nos pida nada más, tecleamos el comando make. Y si no nos arroja ningún error grave, podemos tranquilamente dar la última orden: sudo make install. Tardará más o menos tiempo en instalarse, eso dependerá del programa en concreto, pero lo que es seguro es que es la fase que más tarda en completarse.

Una vez instalado el programa, ya estará disponible en el sistema de menús, siempre que haya sido configurado para ello. Si no, siempre es posible crear un lanzador con el nombre del paquete de origen, que enlace con la orden de ejecución del programa, con extensión .bin. Estos archivos suelen acabar en la carpeta de sistema /usr/bin. Pero esto debería extenderse como es debido en un tutorial aparte.

5 comentarios:

  1. Muy bueno el post, tenia algunas dudas con el gestor de paquetes synaptic y ya las tengo resueltas, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada, pero yo pasaba a decirte F E L I C I D A D E S.
    ¡¡Qué tengas un buen día y lo disfrutes!!

    ResponderEliminar
  3. Seremos útiles con el tercer comentario ;) muchas gracias por la explicación, al principio no entendía muy bien como funcionaba Ubuntu, ahora no podría vivir sin el

    ResponderEliminar
  4. Excelente, información muy útil.

    ResponderEliminar
  5. josepin, cualquier otra duda, ya sabes donde estamos ;)

    Gracias, Gem@. Se hizo lo que se pudo ese día :S

    Por cierto, he publicado algo que quizá te interese sobre Blogger.

    Estoy hecho un lío, Charly: tenía entendido que usabas otra distribución (¿Open SUSE?). ¿O es que también utilizas Ubuntu?

    Gracias, Ariel.

    Este post está en constante revisión. Si falta algo o cambian cosas, estoy abierto a sugerencias y mejoras.

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.