domingo, 25 de abril de 2010

Actualizando mi amd64 a Karmic

A pesar de que no me dio demasiada buena impresión en su momento, decidí actualizar el fin de semana pasado la versión de Ubuntu de mi ordenador de sobremesa de Jaunty Jackalope a Karmic Koala.

En parte lo hice para intentar instalar con éxito la aplicación Chordata de CLAM, ya que en Jaunty me pedía demasiadas dependencias, una tras otra. Y aunque no lo he conseguido todavía, al menos me he beneficiado de la actualización del sistema, y lo tengo preparado para el salto a Lucid Lynx, que será de aquí a pocos días.

Ya os adelanto que, aunque el proceso fue muy largo, todo salió muy bien y sin problemas de ningún tipo. Aunque me atrevo a afirmar que, aunque una instalación limpia desde un CD hubiera tardado mucho menos tiempo, en la práctica me hubiera costado mucho más, porque instalando con un CD tendría que haber reinstalado todo de nuevo.

Sin embargo, tal como lo hice, se mantuvieron intactos todos mis ajustes y configuraciones, incluyendo los de los navegadores, así que valió la pena. Vamos a ver cómo lo hice, por pasos.


En primer lugar, abrimos el Gestor de Actualizaciones. Podía haber aprovechado una de las veces en que se abre automáticamente para actualizar el sistema, pero no podía esperar tanto.

Una vez abierto, pinchamos en el botón Actualizar:

Por si acaso, antes deberíamos dejar el sistema actual actualizado, así que si hay actualizaciones, es mejor atenderlas primero y luego darle al botón para actualizar el sistema.

Las notas de la versión a instalar es lo primero que nos sale. Pulsamos un nuevo botón Actualizar:

Comienzan a descargarse los paquetes necesarios:

Se desactivan algunos repositorios. No es preocupante, después de la actualización se pueden volver a activar, como dice el mensaje:

Al actualizar de Jaunty a Karmic cambian los canales de software, y hay que configurarlos... Pero de eso se encarga el programa de actualización:

El siguiente mensaje significa que los programas a los que alude continuarán instalados, pero que ya no serán actualizados más en Karmic:

Este es un punto de no retorno, además del comienzo de una de las dos fases más largas del proceso:

Más de una hora tarda en descargar los paquetes necesarios:

Y otra hora más se necesita para que se instalen:

Con el archivo de configuración blacklist.conf opté por sustituirlo. A fin de cuentas sólo contenía el hack para que no suene el altavoz del sistema y poco más, y eso es fácil de volver a poner, y es preferible que el resto de líneas se queden bien configuradas:

En el proceso de limpieza se buscan paquetes obsoletos. Tarda unos minutos en hacerlo...

...Tras los cuales nos preguntan si conservarlos o borrarlos. Opté por desinstalarlos y así aprovechamos para liberar un poco de espacio:

Entre los paquetes obsoletos se encuentran las seis o siete versiones del núcleo Linux que se han ido acumulando, con sus respectivos módulos auxiliares, así que el ahorro de espacio en disco va a ser bastante significativo:

Una vez limpio el sistema, se reinicia. La ventana de login es muy distinta ahora. Por desgracia, no puedo ofreceros una captura de pantalla, porque no podía acceder a GIMP en esas condiciones, ni tampoco al capturador de pantalla del sistema.

Una vez dentro, vemos cambios en la cara de Gnome: los colores del theme han sido cambiados. Y con ellos, también los iconos del sistema. Pero todo continúa en su sitio.

Lo primero que sale es que el soporte de idiomas está incompleto. Sugieren ejecutar esta acción ahora, es decir, instalar los componentes que faltan:

Tras seleccionar Español: castellano (España), lo instalamos:

Y ya tenemos a punto Ubuntu Karmic Koala, sin haber tostado un CD aposta, aunque lo tenía y lo probé hace tiempo ya. Y he comprobado que, aunque tarda bastante tiempo en actualizarse de esta manera, resulta más ventajosa que instalando limpiamente desde un CD.

Las novedades a destacar que he observado al actualizar:
  • Firefox lo tengo actualizado a 3.5.9.
  • El núcleo Linux corresponde al 2.6.31-20.
  • Gnome está en la verrsión 2.28.1.
  • La aplicación de Añadir y quitar programas, ahora se llama Centro de software de Ubuntu, y es muy distinta, tanto gráfica como funcionalmente.
  • Se ha colado un programa de mensajería llamado Empathy, que se integra en los menús y utiliza los avisos del sistema, pero Pidgin aún funciona sin problemas.

Las aplicaciones de audio, dependientes de Jack, funcionan perfectamente, incluido Rakarrack. También Emesene, programa que me dio problemas hace poco, continúa funcionando correctamente.

Sin embargo, en Skype me dejó de funcionar el audio, pero sólo con volver a instalar el deb para Intrepid, que es el paquete más reciente que tienen para Ubuntu en la web, ha vuelto a funcionar de nuevo.

Y ya para terminar, lo mejor de todo esto es que tengo el ordenador de sobremesa preparado para actualizarlo a Lucid Lynx, que será el próximo lanzamiento de soporte de larga duración (LTS), con lo que es de esperar que sea aún más estable y fiable que Karmic. Y para hacerlo de la misma manera, hay que actualizarse a la versión inmediatamente inferior, no se puede actualizar el sistema dos versiones de golpe. Y el amd64 ya lo tengo listo para ello.

5 comentarios:

  1. Muy bueno, pero ya me has metido la duda en el cuerpo a la hora de pasarme al lince, no se si sera mejor instalarlo de cero que actualizar ya que como dices la actualización dura dos horas mas o menos........

    ResponderEliminar
  2. Carlos, ¡ja, ja, ja! xD

    Josepin, tú decides si quieres estar dos horas y poco actualizando, pero manteniendo toda tu configuración y programas intactos, o hacer la instalación limpia, tardar menos, pero volver a instalar todo lo que necesitas, configurar todo de nuevo, etc...

    Por otro lado, si te quieres actualizar al Lince, te recomiendo que esperes un tiempo prudencial de varias semanas o un mes hasta que se vayan corrigiendo fallos importantes.

    ResponderEliminar
  3. jaaj.. pero mira que eres friki!!!
    Me encanta el diseño del blog, josé
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Porque aún no has visto mi última entrada, Boli... (a lo de friki, me refiero)

    Me alegro que te guste el diseño... ¿Aún no lo habías visto? Ya lleva tiempo estrenado.

    Otro abrazo para ti ;)

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.