lunes, 26 de septiembre de 2011

GDF Estudio | Compromisos

Estos compromisos, a modo de principios básicos de funcionamiento, son los que rigen desde hace ya un tiempo en mi estudio personal. Desde hoy mismo los hago públicos para que consten y no os queden dudas sobre el funcionamiento, tanto de puertas para adentro como hacia afuera, del GDF Estudio.

Los compromisos del GDF Estudio, que coinciden con los míos personales, por supuesto, son los siguientes:

  1. El software utilizado debe ser legal: todo software que se utiliza en mi home studio, o es freeware (gratuito, pero con copyright), o es software libre; o es comercial, pero al alcance de mi bolsillo y, por lo tanto, es un software por el que he pagado. Esto quiere decir que cracks, keygens, y artilugios similares no entran en el esquema del estudio. Y eso incluye tanto a las herramientas utilizadas, como a los sistemas operativos sobre los que trabajan (Windows XP y Ubuntu, en la actualidad). En otras palabras, todo el software utilizado en mi estudio es legal, es decir, que tengo la licencia necesaria para los usos que les doy.

  2. El equipo utilizado será únicamente el propio: hago música sólo con lo que tengo, exprimiendo hasta el límite sus posibilidades, tanto en lo que se refiere al equipo físico y a los instrumentos, como al software. Tampoco entra en mis planes pedir prestado equipo a nadie, con la única excepción de pedir escuchar algo en un equipo ajeno para contrastar una mezcla, si lo necesitara. Si preciso de un equipo o instrumento en concreto para un proyecto puntual, prefiero colaborar con otra persona que lo tenga y le apetezca hacerlo.

  3. No revelaré los secretos de los demás: en caso de colaboraciones o grupos virtuales, salvo autorización expresa de los interesados, o en el supuesto en que esa misma información no esté disponible y abierta en la red, me comprometo a no revelar los trucos de producción de mis compañeros, ni el equipo y software utilizado, ni sus datos personales. Que lo haga con algunos de mis trucos no implica que lo haga con los de los demás.

  4. Lo que salga del estudio, siempre será libre: salvo covers de temas comerciales y/o canciones para algún concurso, cuyas bases lo prohíban expresamente, todo cuanto salga de GDF Estudio, tanto material propio como en colaboración con otros músicos, se liberará bajo una licencia Creative Commons y se facilitará su descarga libre y gratuita. Sin perjuicio de algún uso comercial que se le pueda hacer después.

  5. Compromiso en los plazos: si existe o me impongo un plazo de entrega, me aseguraré de que pueda cumplirlo. Si no voy a ser capaz, no me comprometo. Esto se refiere tanto a las colaboraciones, como a mis seguidores y lectores: no prometeré que sacaré algo al mes que viene, por poner un ejemplo, si no estoy seguro de que va a ser así. No quiero repetir la larga espera de Amanecer Contigo.

  6. Conseguir el mejor sonido posible: intentaré conseguir el mejor resultado posible, dentro de los límites de los restantes objetivos del estudio. Escucharé cuantas veces sea necesario, en cuantos sistemas de audio me sea posible, las mezclas y/o masterizaciones para corregir errores y obtener el mejor sonido global posible de las canciones. Siempre que no sobrepase el plazo establecido, según el punto 5.

  7. Todo cuanto se termine de producir en GDF Estudio será publicado en una nueva entrada en este blog, con el objetivo de darle posteriormente mayor difusión, con la ayuda de las redes sociales. Con respecto a las entradas sobre trucos de producción e informática musical, nada de lo que publica aquí pretende crear escuela, sentar cátedra ni nada por el estilo. Simplemente, se trata de plasmar aquí las ideas que he ido llevando a la práctica, compartirlas con vosotros y aprender de vuestros comentarios.

Como músico, me gustaría añadir un octavo compromiso, pero aparte porque es casi a título personal: toda interpretación que registro y publico en un tema musical soy perfectamente capaz de ejecutarla de nuevo en cualquier momento. Es decir, que por difícil que pueda parecer, lo puedo volver a tocar, aunque tenga que ensayarlo de nuevo. Soy capaz de empalmar varios trozos de interpretaciones mediocres y crear un gran solo con ellas, pero no es algo de lo que me sentiría orgulloso.

3 comentarios:

  1. Que tal José.

    Buen post, celebro tus ideas y puntos de vista.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Esta muy bien este post, relatas muy bien tus intenciones, digno de admirar

    ResponderEliminar
  3. Mijel, ¿cómo estás?

    Tú, además de celebrar, también practicas gran parte de estos compromisos en tu estudio. En tus blogs das buena fé de ello.

    En cuanto a ti, Juliet, has estado en las dos versiones del GDF Estudio (en la de soltero, y en la actual, de casado), y has podido comprobar, de primera mano, que así es, tal como lo cuento y me comprometo a seguir así en este post. Y además de estar, hemos creado grandes cosas juntos en él (y las que nos quedan), con unos pocos instrumentos y muchas ganas.

    Un abrazo, amigos ;)

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.