jueves, 13 de septiembre de 2012

Cómo reducir el ruido en tu home studio: introducción

Hace ya bastante tiempo, escribí una entrada, con un cierto cabreo, sobre cómo solucioné en su día el problema que tenía (y aún tengo, aunque en menor medida, desde el cambio de tarjeta de sonido) con el ruido en las grabaciones por línea en GDF Estudio.

Este post que tenéis ante vosotros es el primero de una pequeña serie, y el primero también desde el parón general del blog de este verano. En dicha serie veremos varias posibles soluciones a la reducción del maldito ruido de fondo (a veces no tan de fondo) que solemos sufrir los que tenemos un home studio o estudio casero.

Las soluciones propuestas, todas por software, serán varias opciones, todas al alcance de cualquiera (software libre, freeware y algo de shareware), y terminaremos con el dehisser de mi DAW actual.

Pero antes de buscar soluciones por software al ruido que se nos cuela en las grabaciones, conviene hacer estos deberes antes:

  1. Asegurarse de trabajar con el equipo, los instrumentos y los cables en las mejores condiciones. Las fuentes de alimentación baratas pueden producir ruidos, procedentes del ventilador. Los cables, que sean de la mejor calidad posible, al alcance de nuestro bolsillo. Y esto se aplica también, aunque parezca mentira, al cable USB, en el caso de utilizar una tarjeta externa. Se recomienda el uso de un cable con una ferrita antiparasitaria incorporada. En la imagen podéis ver un cable de este tipo.

  2. Si se sospecha de un problema en la instalación eléctrica, probar a combinar de diferentes maneras los enchufes de todo: torre (en caso de ordenador de sobremesa), monitor, SAI en su caso, y cualquier periférico en uso. Ni qué decir tiene que la mejor opción es desconectar todo aquello que no se va a usar en la sesión de grabación.
  3. Por el mismo motivo que el punto anterior, y también por las interferencias y las distracciones, si hay que ponerse a grabar, lo mejor es olvidarse de Internet por ese rato y desenchufar el router, muy especialmente si está cerca y conectado al mismo enchufe que el equipo. A mi se me cuela un ruido adicional de baja frecuencia, procedente del transformador, cuando está el router enchufado, que es muy difícil luego eliminar. Por supuesto, teléfonos móviles, inalámbricos y cualquier cosa capaz de crear interferencias electromagnéticas, cuanto más lejos, mejor, y si están desconectados, salvo si esperamos una llamada importante, mejor todavía.
  4. Si tenemos todo en orden y en perfecto estado, con los tres puntos anteriores en regla, y aún así tenemos ruido, existen posibilidades como usar filtros antiparasitarios, cajas de inyección directa y otras soluciones por hardware. Como no he tenido posibilidad todavía de probar nada de esto, no voy a entrar en más detalles. Yo lo que hago, a falta de equipo anti-ruidos, es buscar la posición más idónea para tocar, que normalmente consiste en alejarse lo más posible del ordenador, e incluso del teclado alfanumérico, del monitor y del controlador MIDI (también emiten interferencias, aunque parezca mentira, lo he comprobado simplemente acercando las pastillas de la guitarra).
  5. Grabar y mezclar a 24 bits puede ayudar mucho a minimizar el ruido, al disponer de bastante más margen dinámico que a 16 bits.
  6. Si ya hemos hecho todo lo posible para minimizar el ruido, y aún así tenemos algo de ese molesto hiss, es hora de ver algunas soluciones por software para eliminarlo casi por completo o al menos reducirlo lo suficiente para que no sea una merma importante en nuestra mezcla y master final.

Tengo que aclarar un par de cosas antes de terminar esta introducción a la serie. La primera es que sé de la existencia de programas comerciales de edición de audio capaces de hacer este trabajo, de renombre y fama internacional, que a buen seguro harán muy bien su trabajo en limpieza y restauración del audio. Pero todos ellos son muy caros, o se obtienen por vías alternativas. Mi objetivo aquí es mostraros la manera de hacer lo mismo con software gratuito, y si es libre, mejor. El único programa privativo que aparecerá en esta serie será Samplitude, que es mi DAW principal, y porque tengo la licencia en regla. Su dehisser es de los mejores que he probado, y es el que más uso, al estar integrado en la aplicación.

La otra cosa que tengo que aclarar es que estos procesos son para eliminar o, mejor dicho, minimizar el ruido del audio en toda su longitud. No se trata de usar puertas de ruido ni nada parecido, sino de hacer casi desaparecer los ruidos, no solo de los silencios, sino también durante la señal deseada de la grabación. Por tanto, la reducción de ruido es ese tipo de procesos destructivos de audio de los que conviene trabajar sobre una copia, porque si nos pasamos, agregaremos artefactos extraños en el audio, o nos comeremos frecuencias importantes, especialmente de las agudas. Y el daño es irreversible.

Para terminar este post de introducción a la serie, os pongo aquí un reproductor con dos versiones de la misma mezcla. En la primera no hemos hecho nada en las pistas de audio, en lo que se refiere al ruido. En la segunda, el ruido está tratado con un reductor de ídem . Podéis comprobar la diferencia, ya que los procesos de dinámica suelen acentuar bastante estas cosas:

Ejemplo de mezcla sin tratar el ruido


Ejemplo de mezcla con el ruido tratado


Los ejemplos de los siguientes posts pertenecen a este mismo proyecto. Sólo son dos pistas de guitarra acústica, una de bajo (grabados todos ellos por línea), y mi batería habitual. Espero que esta serie os sea útil, tanto si producís música en un home studio, como si digitalizáis cintas de cassete o vinilos o grabáis por línea desde cualquier otra fuente analógica.

La primera entrega la tendréis muy pronto. Atentos al feed o a las redes sociales, según sea vuestro caso.

4 comentarios:

  1. nunca se me habrían ocurrido tantas cosas, muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. Si son cosas de sentido común y muchas de ellas se obtienen por la experiencia. ¿Alguna que te haya llamado la atención en especial?

    Pronto continuaré con la serie. Tengo que sacar unas capturas de pantalla para ilustrar las entradas. Espero que os resulte de utilidad.

    Un saludo y gracias por pasarte ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola Jose. Muchas gracias por tanta información como compartes. Me es super útil ya que me veo con muchos de los problemas con los que tú te has ido encontrando. Bueno, voy a seguir rompiendome la cabeza para ahorrar recursos a mi pobre equipo. Saludos..

    ResponderEliminar
  4. Hola, Chus.

    Ante todo quiero pedir disculpas por no haber continuado con la serie sobre la reducción del ruido. El motivo es porque he tenido y sigo teniendo problemas con el audio en las entradas, tanto por el hosting como por los reproductores, y eso me ha desmotivado un poco a seguir. Pero espero tener solucionado el problema en las próximas semanas y poder seguir con ella.

    Gracias a ti por pasarte y comentar.

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.