jueves, 6 de junio de 2013

Me paso a Linux Mint Debian Edition

Después de un tiempo de pelearme con Ubuntu, he probado otra distribución, y finalmente he decidido instalarla y usarla en nuestro equipo portátil. Pero no podía ser cualquier distribución, por los siguientes motivos:
  1. No tengo demasiado tiempo libre para compilar, configurar, instalar drivers, etc, así que tenia que ser una distribución de fácil instalación y puesta a punto.
  2. Me llamaba algún tiempo la atención la distribución llamada Linux Mint, y aunque cumple el punto 1, está basada en Ubuntu, y quería apartarme un poco de Ubuntulandia, así que la descarté.
  3. Llevaba tiempo queriendo instalar Debian, y hacerlo mi sistema por defecto, pero incumplía el punto 1, porque siempre que lo he intentado me ha dado problemas de reconocimiento de hardware (sonido, WIFI).
  4. Ya en Ubuntu he estado utilizando el entorno de escritorio Cinnamon, me gusta bastante, así que si la distro viene con este escritorio preinstalado, mejor.

Pero hace pocos meses salió una edición especial de Linux Mint, basada en Debian, y con Cinnamon como escritorio, así que no me lo pensé y descargué la ISO. Aunque hasta hace pocos días no pude grabarla en un pendrive y probarla. Y la verdad es que no me arrepiento.

Es pronto para hablaros, ni bien ni mal, de este sistema. Pero a pesar de haber tenido un problema en el primer intento de la instalación, que me obligó a reinstalar de nuevo, la impresión general es muy buena, y no echo en falta nada de Ubuntu, mucho menos el famoso y pesado Centro de Software (siempre me han gustado mucho más Synaptic y apt-get).

Estoy compilando una lista de cosas que he hecho nada más instalar Linux Mint Debian Edition (LMDE, para abreviar, en adelante). Cuando la tenga preparada, en una nueva entrada será publicada.

3 comentarios:

  1. Probé esta distro hace unos meses o cerca de un año (aún la tengo instalada en otra partición, para "casos de emergencia" o posibles cagadas mías en la distro principal). Y aunque no he indagado mucho, me pareció un buen término medio entre Debian y Ubuntu, conservando a medias la estabilidad de la primera y la sencillez de la segunda (aunque sin conservar la filosofía "KISS [Keep It Simple, Stupid!] de la primera ni la innecesaria sobrecarga de paquetes de la segunda).

    En mi caso la tengo con la edición basada en MATE como escritorio. Cinnamon nunca me ha terminado de convencer, pero imagino que irá más o menos bien también.

    Otra posible opción para un futuro, y que cumple con los principales propósitos que mencionas, es Manjaro Linux. Esta sería a ArchLinux lo que Ubuntu o LinuxMint es a Debian. Una forma de aprovechar la estabilidad y la filosofía "KISS" de ArchLinux, pero haciéndola mucho más sencilla y cómoda para novatos o gente que no tenga mucho tiempo para experimentar y mantenerla. Probablemente será la próxima que pruebe, ya que la última versión de Debian no me está terminando de gustar tampoco.

    Aunque a veces pienso que la culpa de mi descontento con algunas cosas de la informática en general se debe más a mi casi-prehistórico PC que al software en sí. El mundillo del software libre y GNU/Linux cada vez está acercándose más a la obsolescencia programada, y para colmo el mundillo web cada vez es más pesado y agresivo en su consumo de recursos y sobrecarga innecesaria.

    ResponderEliminar
  2. Para una distro ligera de verdad, a lo mejor te interesa Arch Linux. Hay que "trabajársela" y requiere un cierto esfuerzo pero hay mucha documentación en su wiki y no tiene "mierdecillas" como Ubuntu, etc.


    Yo antes la usaba, pero ahora uso una aún más friki todavía (Gentoo) y aunque tiene sus cosillas (hay que compilarlo todo) a mí cada vez me gusta más por el nivel de control que te permite. En mi caso, uso un PC potente para compilar el sistema operativo Gentoo de un portátil más lento.



    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tal vez más adelante, si llego a tener algo más de tiempo, me meto con Arch o con Gentoo, pero ahora mismo "no tengo cojones" ni tiempo. Lo que necesito es un sistema que funcione y no se me quede torrado el ordenador.

    Por el tema de Yafaray, que ya conoces (y del que te agradezco, una vez más, tu ayuda), es posible que pase el portátil a Fedora, como he hecho ya con el del estudio. Pero de momento no creo, es más, voy a desconectar por un tiempo de estas cosas para despejarme.

    Un saludo, gracias por todo una vez más, y espero que pases un buen verano (si es con vacaciones, mejor).

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.