domingo, 29 de enero de 2012

ACTA, SOPA, PIPA, OPEN, SINDE, MEGAUPLOAD... Y su **** madre

Llevo varias semanas sin aportar nada nuevo a la blogosfera. El motivo es muy simple y se puede resumir en una sola palabra: desmotivación. Pero no por falta de ideas o de ganas de seguir con este diario digital... Nada de eso. Más bien al contrario. Ideas y ganas hay, y muchas más de las que puedo, por tiempo, publicar.

La desmotivación viene de fuera. A mi habitual falta de ganas por el cansancio diario y las preocupaciones cotidianas, y la preocupación general de todo cuanto acontece a nuestro alrededor, se suman ahora unas cuantas amenazas más, en forma de textos legales, que pueden hacer desmoronar literalmente la red de redes tal como la conocemos hoy.

Sí, estoy refiriéndome a las leyes SOPA y PIPA (y la sucesora OPEN) estadounidenses, aún en proyecto, la ley Sinde, ya aprobada y con el reglamento a punto, y al resto de leyes opresoras de países totalitarios, como China; sin olvidar el acuerdo internacional, la más temible de todas estas legislaciones, de siglas ACTA.


Todas estas normativas y acuerdos tienen algo en común: tener el poder de silenciar y censurar, cerrando webs y controlando el tráfico, con el pretexto de proteger la propiedad intelectual. Es evidente que se refieren a las obras con copyright, es decir, música comercial, películas, videojuegos, software, libros y todo tipo de contenidos culturales digitalizables.

Poca gente desconoce ya el caso de MegaUpload. En ausencia de todas esas leyes, es posible cerrar una web de esas características, y detener a sus gerentes por cometer diversos delitos contra la propiedad intelectual... Entonces, ¿qué necesidad hay de controlar más todavía Internet? Está claro que perseguir todas y cada una de las webs que puedan estar cometiendo un delito y demostrarlo ante un juez, con la ley actual, es mucho trabajo y tiempo. Así que, ¿por qué no tener el poder de censurar todo directamente?

Es natural que quieran legislar para agilizar el proceso de detener lo que denominan piratería... Pero no veo ningún esfuerzo para luchar contra otras atrocidades de la red, como los abusos a los menores, por poner un solo ejemplo. Y es llamativo también que esos textos legales permitan pisar derechos fundamentales para conseguirlo. Pero lo que más me llama la atención es que estas leyes y acuerdos parecen dictados (o lo son) directamente por la industria del entretenimiento, para lograr sus propios fines, que es vender más.

Precisamente por este punto, he tomado una decisión respecto a este blog, en lo que se refiere a los pocos contenidos que tiene con copyright. Ya que le molesta tanto al lobby que circulen las obras protegidas por la red, y que les gusta tener todos los derechos reservados, yo también me reservo el derecho a no publicar ningún contenido más (vídeos o música) en este rincón medio escondido de Internet, que tenga copyright.

Esto quiere decir que no publicaré nuevas entradas recomendando algo que la industria cultural venda, y las entradas que tengan algo con copyright insertado (la mayoría son las entradas con la etiqueta temazos), será sustituido su reproductor insertado por este cartel, hecho por mi:


Dos son los motivos principales:
  1. Porque el mero hecho de enlazar o insertar material con copyright, a los ojos de las comisiones previstas en la Ley Sinde, puede acarrear problemas para mi, como webmaster (o blogmaster, si lo preferís).
  2. Y porque no me da la gana hacerles publicidad gratis, que es lo que conseguían con mi ayuda.

Detalles a tener en cuenta:

Soy plenamente consciente de que van a pagar justos por pecadores. Incluyendo las versiones que tengo por ahí, hechas por mi a solas o en colaboración con amigos. Pero según esta lista de preguntas frecuentes respondida por David Bravo, y esta pregunta (es la segunda) que me respondió directamente a mi David Maeztu, en el diario 20 Minutos, parece que no puedo andar jugando con fuego.

Por otra parte, debo decir que estoy en contra de las descargas de contenidos protegidos. La razón es su modelo de licencia: reservados todos los derechos. Pues si se los reservan, que se los queden para ellos mismos. Además, al margen de lo que digan algunos, es ilegal el tráfico de ese tipo de archivos.

En este blog, a partir de ahora, sólo se apoyarán contenidos e iniciativas de carácter libre. En cuanto a los tutoriales que quiero hacer sobre algunos programas privativos que uso para producir música, estoy estudiando la posibilidad de hacerlos sin capturas de pantalla o no hacerlos en absoluto, con lo que puedo decir que estas leyes sí me han afectado, aún sin estar aprobadas todavía muchas de ellas, alterando mi libertad de publicación de contenidos propios.

Sí, amigos. Estas leyes me molestan, pero no porque no me dejen descargarme fácilmente pelis o música, que es lo que al internauta medio más le preocupa. Me molestan porque pueden convertir en ilegal el blog entero por poner una imagen que no debo, un video del que no tengo los derechos o un mísero enlace a algo protegido por el antediluviano y anticuado copyright.

La decisión está tomada. Poco a poco iré editando las entradas afectadas, y a la mayor brevedad posible continuaré publicando cosas nuevas por aquí.

Enlaces de interés:

Nación Red - España ha firmado el #ACTA

ALT1040 - Miembro del Parlamento Europeo entra en Reddit y explica cómo parar ACTA

GQ - ¿Cómo funcionará la Ley Sinde? Preguntas frecuentes (por David Bravo)

Derecho a leer - Folletos anti-ACTA

20 Minutos - Encuentro digital con... David Maeztu (la segunda pregunta de la entrevista es la mía)

La Perla del Turia - Motherfucker Obama (un afectado por pérdida de archivos de Megaupload, bien enfadado)

5 comentarios:

  1. Estupenda entrada, la he leído del tirón, pero lo voy a volver a leer con mas profundidad por que la merece

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya! No sé, yo creo que me estoy arriesgando con mi blog desde el principio de los principios ya que creo que todo lo que está en la red es propiedad de todos.

    Si alguién no quiere que se difunda, que no deje verlo, que también hay maneras.

    ResponderEliminar
  3. Hola amigo, como puedes imaginar estoy total y absolutamente de acuerdo contigo. Una entrada estupenda, bien documentada y con el sosiego que merece, no como la mía creada desde la indignación.

    Llevan la linea que siguieron con Al Capone. Como no podían meterlo en la cárcel por delitos que cometía lo hicieron a través de los delitos fiscales. Salvando las distancias ahora utilizan la propiedad intelectual para censurarnos. La realidad es que somos "una mosca cojonera" para los poderes establecidos y su mayor pretensión es cerrarnos la boca. Hace poco recibí un correo de Google en la que me comunicaban que infringía su política por hacer alguna entrada de carácter erótico-festiva, las menos. Que si no rectificaba la suspenderían. No me moleste en contestar, simplemente suprimí el modulo de Adsense. "Soy blogger, soy libre" y no me van a censurar, al menos por dinero y amenazas.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues gracias por toda la información que dejas en la entrada, incluidos los enlaces, iré echando un vistazo tranquilamente... porque nos afecta a tod@s.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos.

    Charly, la entrada en sí fue una especie de pataleta. Son más interesantes los enlaces que comparto al final. Recomiendo su lectura, aunque el tema está bien vivo y actual. Lo mejor es suscribirse a alertas de noticias sobre el tema, o a blogs especializados en estos temas, como Nación Red. No quiero que se me escape nada sobre este asunto, sobre el que no está absolutamente nada decidido.

    Juan Rafael, prácticamente cualquier blog podría estar en el punto de mira en cualquier momento, incluido el mío. Alguna imagen, foto, texto copiado, vídeo o audio insertado, enlace... Puede servir de pretexto para cerrarlo.

    Sobre tu última frase, es precisamente por la que he tomado la decisión que he tomado, pero cambiándolo a primera persona: Si alguien no quiere que se difunda, yo no dejo verlo.

    Pues no te creas, Carlos, tenía un cabreo del copón cuando la escribí, y eso que esperé unas dos o tres semanas a escribirla, para que se me calmara el ánimo.

    Lo del gordito de Megaupload no es el mismo caso que Al Capone, pero tampoco es un santo. Y sí hay cargos contra la propiedad intelectual en su acusación, y por lo que he leído están bien probados, aunque la condena a la que se enfrenta me parece bastante desproporcionada.

    Lo que no sé todavía es como va a acabar el asunto de los archivos personales de los usuarios.

    El tema de Google es otro cantar. No hay que olvidar que es una empresa y tiene sus intereses y sus normas. Si no las cumples, te joden. No hay más. Hiciste bien en suprimir la publicidad, más van a perder ellos que tú. Ellos pierden ingresos, tú no pierdes tu libertad de publicar... De momento.

    Tú lo has dicho, Silencio, nos afecta a TODOS, en calidad de usuarios de Internet, seamos o no administradores de algún espacio web.

    Un fuerte abrazo a todos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.