martes, 2 de octubre de 2012

Reparación Monitor Samsung SyncMaster 943NW


Hace unos meses, en mitad de la edición del videoclip de Lejos de tu Hogar, tuve una avería en el ordenador de sobremesa, el del home studio.
En un principio creí que se trataba de un problema de la tarjeta gráfica, pero pronto me di cuenta de que el problema estaba en el monitor.
Los síntomas de la avería eran los siguientes: cada vez le costaba al monitor más y más tiempo calentarse y mostrar la imagen, y en ocasiones, además, la mostraba mal (resolución de pantalla errónea). Un día llegó a estar casi una hora, con el ordenador en marcha, hasta que el monitor se encendió.

Así que me puse a investigar, vía buscadores (ver referencias al final de esta entrada), a ver qué podía ser la causa del problema, y a ver si había suerte y tenía una solución más económica que la adquisición de un monitor nuevo. Y efectivamente la había, y además muy barata: cambiando un par de condensadores de la fuente de alimentación del monitor. Así que los pedí, por Ebay, y cuando llegó el paquete, me puse manos a la obra.

Además de los propios condensadores, que me costaron menos de dos euros (y además venían cuatro, dos más de los que iba a cambiar), necesité estas herramientas y material:

  • Soldador eléctrico y estaño.
  • Varios destornilladores.
  • Alicates.
  • Multímetro o tester.
  • Un cuchillo de punta redonda.
  • Un paño de cocina (aunque me podía haber servido también una toalla.
Debo decir que antes de realizar la operación, hice algún ensayo con una vieja placa base (la del PC del desastre con el CD roto), quitando y poniendo algún condensador, pues era la primera vez que lo hacía.

Lo primero que había que hacer era dejar al descubierto las entrañas del monitor. Y para lograr dicho objetivo, el primer paso es quitar la tapa... Pero la tapa no sale sin quitar antes el pie. En las imágenes se muestra claramente como lo desmonté. En mi monitor en concreto sale a presión.


Un inciso: para aligerar la carga de esta entrada, he armado varios slideshows con las fotografías del proceso. Para verlas correctamente, es mejor verlas in situ, en el blog, simplemente hay que hacer clic en las imágenes para ejecutarlos. Para los lectores por RSS y versión móvil hay unos enlaces directos a las imágenes, pero no es lo mismo ;)


Al final de este proceso quedan al descubierto las tripas del monitor. Ahora tenemos que desmontar, con la ayuda de un destornillador, la fuente de alimentación, la placa más grande de las dos que hay.

Llegados a este punto, y dependiendo del tiempo que lleve apagado el monitor, es interesante descargar el condensador grande de la placa, o podemos llevarnos una pequeña pero desagradable descarga. Yo lo hice con el multímetro, aunque también es posible hacerlo cortocircuitando los electrodos entre sí.

Una vez descargado el gran condensador para nuestra seguridad, procedemos a sustituir los condensadores dañados. Son los dos que están hinchados de la parte superior. Los podéis ver en la primera imagen del post y en esta otra foto, que saqué con anterioridad para averiguar exactamente qué piezas había que pedir.

En mi caso concreto necesitaba cambiar dos condensadores electrolíticos de 1000uF, 105ºC y 10V. Los que conseguí seguían esas mismas especificaciones, a pesar de ser un poco más pequeños, pero han demostrado servir para la tarea.

Para estar el post completo, faltarían unas instantáneas de la desoldadura de los condensadores estropeados y la soldadura de los nuevos, pero me faltaban manos para hacer las dos cosas a la vez, y no tenía en aquel momento quien me echara una mano. De todas formas, en estas cosas ya depende cada cual de su habilidad con el soldador.


Así quedó la placa de la fuente de alimentación con los nuevos condensadores ya soldados. El montaje del monitor son exactamente los mismos pasos que para el desmontaje, pero a la inversa. Las fotos ayudaron a conectar todos los cables que se tuvieron que quitar sin ninguna duda de hacerlo mal.


Fuentes de información:

8 comentarios:

  1. Excelente, Jose!  Muchas gracias por todas las molestias que te has tomado para compartir tu investigación y solución con nosotros!!! :-)))

    ResponderEliminar
  2. Miguel Gómez LLanosValdés5 de octubre de 2012, 17:37

    Celebrando el "Hagalo usted mismo" más literal no se puede!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3.  Molestia ninguna, David, al contrario. Además, si me vuelve a pasar, quiero tener esta información a mano, y donde mejor que en el blog de uno mismo.

    Gracias por comentar, tanto esta entrada como el sonido final (lo de la reverb) de Recuerdos de Otoño.

    ResponderEliminar
  4.  Y más en este caso, donde la diferencia entre hacerlo tú mismo y llevarlo a arreglar es bastante grande.

    Los condensadores sólo me costaron menos de dos euros, y venían cuatro (todavía tengo dos de repuesto guardados), mientras que llevarlo a arreglar me hubiera supuesto mínimo, y siendo optimistas, entre unos 20 a 50 euros.

    Aunque también debo decir que son conjeturas mías, no he preguntado a nadie, pero sí sé que un monitor de estas características está entre los 100 y 150 euros, y la verdad es que no me venía nada bien volver a gastarlos, teniendo el monitor todavía bastante nuevo.

    Un saludo amigo ;)

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la explicación, muy clara, voy a intentar a ver si soluciono mi problema.

    De nuevo gracias

    ResponderEliminar
  6. Espero que te sirva.

    De todas formas, ten en cuenta, que lo conseguí arreglar con éxito, pero se me volvió a estropear más adelante, de manera definitiva. Lo explico en otra entrada más reciente. No tiene por qué pasarte a ti también, pero no está de más avisarlo.

    De nada, gracias a ti. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. tengo el mismo monitor lo malo es que ni siquiera prende y los condensadores no se ven hinchados que hago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía al anterior comentarista, el monitor me volvió a fallar de nuevo, otros dos condensadores hinchados, los cambié, pero ya no volvió a arrancar. Ya me tuve que deshacer de él definitivamente.

      En esta otra entrada lo comento con algo más de detalle.

      Perdón por responder tan tarde. Tengo el blog bastante dejado últimamente.

      Eliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.