jueves, 10 de febrero de 2011

Desastre en el estudio

Todo empezó el lunes, cuando la grabadora desintegró literalmente un CD-RW que me estaba tostando para escuchar en el coche. Si tuviera que recomponer de nuevo el disco, sería totalmente incapaz, al haberse fragmentado del todo:


Pero lo peor vendría después: el martes, después de desmontar la grabadora, vaciarla de trocitos de CD (o eso creía al menos), y volver a montarla de nuevo, intenté poner en marcha el ordenador... Y ya no se puso en marcha. Parece que un cortocircuito interno de la grabadora ha afectado al resto del ordenador de alguna manera que desconozco.

En estos momentos estoy sin lo que constituye el centro de mi home studio, mi amd64 relativamente nuevo, con su doble instalación de Windows XP y su también doble instalación de Ubuntu, atrapadas en su disco duro de 250 GB.

Mañana empezaré lo que he llamado el "rescate de datos" de ese disco duro interno, con la ayuda de una carcasa, y cuando pueda llevaré el ordenador a alguien que sepa para que intente averiguar qué le pasa y si tiene arreglo. Por suerte, los proyectos musicales en los que estaba trabajando -incluyendo el que me gustaría estrenar a la mayor brevedad posible- los tenía a salvo en un disco duro externo.


Este percance, en el peor de los casos (cambio de placa base, que es lo más probable, ya he descartado que sea la fuente de alimentación) supondría una reinstalación de todos los sistemas operativos, y la pérdida total de la licencia de mi copia de Windows XP. Y eso supondría, a su vez, perder mis principales herramientas de audio, muchas de las cuales sólo funcionan en Windows.

Ganas de pagar una licencia de Windows 7 no tengo muchas -por no hablar de reinstalar todas mis aplicaciones habituales-, así que creo que optaría por una instalación de sólo GNU/Linux. Aunque no haber podido amortizar el software que he ido adquiriendo estos años no es algo que me entusiasme precisamente...

De momento, para terminar lo que me queda para poder publicar ese trabajo musical instrumental que tanto estoy demorando (artwork y partituras para el registro) tengo que recurrir al sufrido portátil OKI una vez más, e integrarlo en las "instalaciones" del resto del home studio, para poder tener sonido.

En cualquier caso, viendo la fragilidad de estas máquinas, se le quitan a uno las ganas de hacer nada de provecho con ellas, pues a la mínima te dejan tirado. Ya ni fuerzas me quedan ahora mismo para exclamar el antiguo nombre de este blog. Tardaré en recuperarme de este duro golpe -económica y psicológicamente-.

Entretanto, intentaré terminar lo antes posible lo que tanto tiempo llevo prometiéndoos, aunque ahora lo tengo técnicamente un poco más complicado todavía.

21 comentarios:

  1. que barbaridad, han saltado todas las alarmas en el estudio

    ResponderEliminar
  2. Ni idea de que una grabadora pudiera hacer eso ¿es que le entró el hambre o intentó imitar al monstruo de las galletas?

    Comprueba que no tengas un programa Sinde instalado en el PC.

    ResponderEliminar
  3. Me temo que ahora sí que vas a tener que estudiar en el estudio la forma de arreglar todo ese desaguisado, jejejej.

    Puede que sea la fuente de alimentación en vez de la placa, que sería más económico para ti.

    Y si no ya sabes, a la antigua usanza, con un radio casette como en una discoteque xDDDDD

    Un abrazópides sociogdf

    ResponderEliminar
  4. No sabía que algo así pueda pasarle a un CD mientras se quema y generar tal caos!

    De ahora en adelante cuando queme un CD me colocare "lejecitos" de la PC jejeje

    Suerte Jose, espero que puedas resolverlo de la mejor forma.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Vaya putada, esto es lo que tiene la informática, es imprevisible de cojones, cuando menos te lo esperas te deja colgado por una razón u otra, ya puede ser un disco duro que falla, una ram, un grabador de Dvd maldito, un fallo en la corriente, un virus... en cuestión de segundos se pueden estropear todo o entorpecer el trabajo hecho a una velocidad pasmosa!

    Con un poco de suerte, con una carcasa podrías arrancar en el otro ordenador la partición de Linux, a mi me funcionó a pesar de tener un hardware diferente, pero bueno a largo plazo al no poder utilizar el XP, le tocará "format disk"... Suerte con el backup!

    Yo también he tenido desastre parecidos al tuyo y es cuando piensas en que a veces puede salir más a cuenta tener un estudio sin depender del Pc, un hardware multipista, pero claro eso no es práctico ni barato! Afortunadamente, los Pc´s han bajado bastante de precio y para audio no se requiere tener un "pepino". A ver como acaba tu marrón...

    Ánimo!

    ResponderEliminar
  6. ¿Y no se solucionaría con una fuente de alimentación nada más? (Si es un problema eléctrico, lo más seguro... pero si puedes prueba antes de comprar nada)

    ResponderEliminar
  7. Ya no hay alarmas, Juan, es un hecho consumado :(

    No tengo programas Sinde instalados, Juan Rafael. Al menos que yo sepa. Por cierto, la grabadora ha muerto definitivamente... Por indigestión, claro.

    Sociópides y Lukas, lo primero que hice cuando intenté arrancar el PC y no lo hizo fue cambiar la fuente de alimentación por una nueva que tenía en casa sin estrenar. Por eso ya descarté desde un principio que el problema estaba ahí.

    Mijel, se me olvidó comentarlo en el post: el CD, del tipo RW (de los que se pueden grabar y borrar varias veces) tenía una fisura que empezaba en el centro del disco, en el mismo agujero. Ahí es donde creo que empezó el desastre. Así que, mientras uses CD's nuevos pierde cuidado :D

    Alexandre, lo he pensado más de una vez, lo bonito que sería hacerlo todo con hardware... Pero ya sabemos los dos inconvenientes: el principal, que es el dinero -el hardware de estudio es muy caro- y el no saber utilizarlo. Bueno, también el espacio... ¡dónde metería yo en casa un mezclador de estudio y todos esos racks y demás equipo!

    El estudio casero tiene las ventajas y los inconvenientes de los PC's: las ventajas del precio, el espacio y la versatilidad que ofrecen, según los programas que instales, y las desventajas de las posibles incompatibilidades de hardware que quieras añadir, la inestabilidad y la siempre amenazante inseguridad informática -virus, troyanos y demás-.

    Por cierto, te he hecho caso, en estos momentos estoy escribiendo esta respuesta desde el portátil, pero ejecutando la instalación de Ubuntu Karmik que tenía en el amd64 de sobremesa, con la ayuda de una carcasa USB. En otras palabras: ¡estoy ejecutando un sistema de 64 bits en un portátil Intel de 32, y no he tenido todavía ni un fallo!

    Sin embargo, la instalación de Windows XP de ese disco duro intenta arrancar, sale el splash y todo, pero se interrumpe la carga del sistema súbitamente :(

    ResponderEliminar
  8. Que no te "pete" nada en Linux de 64 a 32 no me extraña tanto (al revés si que puede que no cuele), pero en Windows es un infierno, te lo dice uno que tiene que utilizar ambos sistemas en lugares diferentes!!!

    Arrancar un Xp (ya instalado) desde un disco duro interno es, que yo sepa, imposible, no importa que el hardware sea idéntico, son así de ca****** los de Microsoft, yo tambien lo intenté e incluso me informé!

    Y Cierto, la versatilidad de un estudio basado en "soft" es inigualable! Pero sería todo tan bonito si pudiéramos separar el Pc del estudio...

    ResponderEliminar
  9. Creo que, seguramente, tu tengas mas experiencia cacharreando éstos aparatos, pero eso de que cambiar de placa suponga reinstalar todos los sistemas operativos... no se yo. Ubuntu quizá, si es que acabo compila algo al instalar, pero Windows? Yo he cambiado alegremente discos duros de un ordenador a otro -con distintas placas- sin problema ninguno. Otra cosa es la interfaz, si tenías un IDE y tienes que pasarte a un SATA, por ejemplo. Pero en cualquier caso, es un problema de hardware, no del sistema operativo, y eso, con una carcasa externa y configurando la nueva placa para que arranque desde el disco externo debería servirte. (Nota: escribí antes de leer comentarios, acabo de ojear algunos, ¿que no se puede arrancar un XP desde otro hardware? mira que me suena raro, en serio, que yo he cambiado discos duros alegremente, a distintos pcs con distintas configuraciones hardware, vamos, la ultima vez que lo hice justo antes de navidad...)

    En cuanto a lo de que pierdes la licencia de windows... en fin, seguro que no hay ningún método para no perderla? Mandaría muchos 'webos' que una empresa como Microsoft no esté preparada para casos así, ¡¡que los ordenadores fallan!! (Claro que, hablando de empresas informáticas y/o de internet, ya me espero cualquier cosa... ¬¬) Yo que tu, si de verdad te hace falta conservar todos esos programas, intentaría buscar la forma de ponerme en contacto con ellos a ver si te ofrecen alguna solución.

    En fin, espero que te sea leve todo el entuerto y te recuperes rápido de ésto.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Así es, erMoya, tal como cuenta Alexandre, y como te confirmo yo mismo, por segunda vez (otra vez he encendido el portátil con karmic y con maverick de 64 bits sin problemas) también he probado a arrancar con el Windows instalado en el disco duro del sobremesa, y ni en modo a prueba de fallos lo consigo...

    Pero claro, estamos hablando de dos máquinas distintas (una es amd64, la otra Intel, de doble núcleo, una es sobremesa, la otra un portátil...). Parte del sistema anticopia de XP consiste en reconocer, en cada arranque del sistema, que el harware sea el mismo con el que se instaló. Si se hace una reforma de importancia, te puede pedir la activación. Ya me pasó, no me acuerdo si al instalar la tarjeta wifi o el hub USB (tarjetas PCI ambas).

    El caso es que hay un número limitado de veces para activar Windows, y me lo advirtió esa última vez que lo activé, por eso creo que a la próxima que intente activar mi copia (legal) de Windows, me va a decir que "pá tu tía", y me tocará llamar a Microsoft. Espero que no me pongan pegas al haber terminado el soporte técnico oficial para esa versión (SP2).

    Mi cuñado me va a chequear e intentar arreglar el sobremesa. Y si finalmente tengo que cambiar la placa base, me tendré que plantear comprar una copia del Windows 7 (si no consigo hacer funcionar mi copia de Windows XP) más asequible que haya para no perder el resto de software musical comercial que tengo y con él todos los proyectos musicales que tengo empezados.

    Gracias por los ánimos :)

    ResponderEliminar
  11. Si me pasa eso me da un ataque de nervios. ¡¡Que paciencia tienes!!

    ResponderEliminar
  12. Pero q caraj*s, esto es mala suerte y de las buenas, jaja.
    Mi historia fue similar, mi antiguo quemador se destrozó un disco de audio, de Pulp el This is Hardcore, original y ¡ajeno!!!, que me lo prestaron para ripearlo, se imaginan el lío que me monte, pero menos mal que no sufrí ningún desperfecto. Alguien debería decirnos que estas cosas pasan, digno de Ripley.

    ResponderEliminar
  13. Una de dos o el disco estaba defectuoso o a la grabadora el laser se volvió loco. Que mal se pasa con desastres de ese tipo, tomatelo con calma, es lo mejor.

    ResponderEliminar
  14. Pues hombre, no es por desanimarle pero, lo tiene francamente crudo. Ánimo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Parece que le has exigido demasiado, jajaja, lo has petao. Mira el fusible, jajaja.

    Bueno suerte espero que lo puedas resucitar, relajate y piensa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Había oído ya hablar algo de ti por la blogsfera y la verdad es que no es para menos. Un blog muy bien diseñado y con contenido muy interesante. Por cierto mucha suerte que menuda putada.
    Un Saludo, ya tienes un seguidor más. Nos leemos, Artista ;)

    ResponderEliminar
  17. Oye ¿que?!! A mí me pasó lo mismo con un cedé viejo que metí en mi computadora, lo destrozó todo!! Que coincidencia, igual vacié los trocitos de disco entre los cuales había un pedazo de plástico gris :-(, funciona bien pero no puedo abrirlo para introducir un disco O_°.

    ResponderEliminar
  18. Hola a tod@s:

    Ante todo pido disculpas por no haber aparecido antes por aquí. He estado muy ocupado esta semana y al fin he encontrado un hueco para vosotros.

    Gem@, en las circunstancias en las que ocurrió el accidente sólo me dio tiempo a apagar el ordenador, con el CD roto dentro y largarme a trabajar. No me dio tiempo ni a tener un ataque de nervios :S

    PosData, ya no soy el único. En tu caso aún fue más grave, con un CD original, me imagino, y ni siquiera tuyo :S

    Josepin, la culpa la tuve yo. El CD, como le he dicho a Mijel, tenía una grieta (o dos, no me acuerdo bien) que empezaba en el centro del disco, en el mismo agujero central. Es como cuando metes un vaso rajado en el lavavajillas, me imagino que con el calor y el giro.... ¡Crash!

    unwakeable, hoy o a lo largo de la semana que viene como mucho sabremos si tiene el ordenador solución o no. A una mala me queda el portátil con el que estoy escribiendo ahora, pero es un coñazo trasladarlo al estudio cada vez que quiero hacer algo en él.

    Carlos, si supiera donde tiene los fusibles este cacharro, suponiendo que los tenga, es lo segundo que hubiera mirado. Y relajado y tranquilo estoy, lo que pasa es que no puedo terminar de rematar ese álbum musical y publicarlo.

    Espero que te hayan hablado bien de mi, Germán, :D . Aún no he tenido tiempo de ver qué ofreces a la blogosfera. Gracias por los ánimos. :)

    ¡Vaya, Bonzu, otro que le ha pasado lo mismo! Pero hay algo que no entiendo: ¿Cómo sabes que la unidad va bien si no puedes abrir para meter un disco? :p

    ResponderEliminar
  19. Eso ocurrió hace como un mes, cuando intenté poner en marcha el ordenador como tu, el mío si se encendió y funcionó con normalidad, claro, con la novedad de que la unidad de cd/dvd no se puede abrir.

    La verdad me llevé un susto porque hizo un ruido como si se estrellara algo contra un cristal y un sonido de vidrios rompiéndose.

    ResponderEliminar
  20. Hola, Jose.

    Pues no sé qué decirte... efectivamente, arrancar XP en otro ordenador es casi imposible debido a limitaciones en la licencia. En todo caso, supongo que hablando con Microsoft deberían darte otra oportunidad, ya que la licencia la has pagado y por tanto deberías tener derecho.

    En cuanto a utilizar un Linux x86_64 en un procesador de 32 bits me temo que no es posible. O bien el linux que usabas en el AMD64 era realmente de 32 bits o bien el procesador de tu portátil es de 64 bits.

    Sobre la rotura de CDs, hace tiempo vi un episodio de MythBusters (Cazadores de Mitos) donde se analizaba este tema y era algo posible, aunque improbable. De hecho, en caso de suceder podían saltar fragmentos a gran velocidad muy peligrosos. Afortunadamente los lectores/grabadores de CD suelen tener una bandeja que evita esto en gran medida.

    Saludos y suerte con la recuperación del sistema!

    David Bluecame.

    ResponderEliminar
  21. He conseguido recomponer el ordenador. Eso sí, con una placa base nueva y su correspondiente procesador. He optado por Asus e Intel, respectivamente en esta ocasión (el anterior era una combinación de Gygabite y AMD).

    La verdad es que me entra algo de miedo cada vez que meto un CD en la lectora, Bonzu. En cuanto al ruido, a mi me cogió lejos del lugar del accidente cuando se produjo.

    David, te aseguro que arranqué, con la ayuda de una carcasa USB, el disco duro del sobremesa con el portátil (de 32 bits). Y también te puedo asegurar que para ese ordenador de sobremesa siempre he utilizado las versiones de 64 bits de Ubuntu.

    Eso sí, he logrado arrancar la placa nueva con Ubuntu Maverick (con el disco duro ya conectado a la placa base), pero con varios problemas extraños, así que por si acaso, después de reinstalar y activar Windows XP, he reinstalado de nuevo Ubuntu en limpio. Es importante hacerlo después de Windows, porque si no este último sobreescribe GRUB, y no se tiene acceso a Ubuntu en el inicio del sistema.

    La verdad es que un poco me lo he buscado, por querer utilizar y reutilizar hasta la saciedad un CD-RW en el que ya había observado la grieta que he comentado más arriba.

    Un saludo. :-H

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.