lunes, 3 de enero de 2011

Ni soy Informático, ni soy Músico...

...Pero sin ser ni una cosa ni otra, y aunque parezca lo contrario, tengo más de lo segundo que de lo primero.

Espera, vamos por partes... Si venías buscando un blog llamado "La Informática, la Música Digital y su Puta Madre", estás en el lugar correcto. Sólo que este lugar ha cambiado de nombre. Empecé poniendo un dominio personalizado, y ahora he dado el paso lógico de cambiar el nombre a uno más apropiado. Por tanto, te encuentras ahora en "Ni soy Informático, ni soy Músico."

¿Por qué he cambiado de nombre?

Por un lado, los buscadores me envían visitas buscando cosas que aquí no ofrezco. Por otro lado, quiero dejar claro que este humilde bloguero ni es informático, ni por asomo, ni es músico, al menos de manera profesional.

¿Y qué mejor manera de dejarlo claro directamente en el nombre del blog? Porque si bien escribo sobre temas informáticos y algo de música, eso no me convierte ni en informático ni en músico. Tal vez uno sea poeta cuando escribe su primer verso -aunque esto se podría discutir-, pero lo que es seguro es que uno no se hace informático al escribir su primera línea de código, ni se hace músico al escribir su primera partitura, ¿no creéis?

¿Voy a seguir escribiendo sobre los mismos temas?

Como decía al principio, tengo más de músico que de informático, sin ser ninguna de las dos cosas. Se podría decir que intento ser un músico asistido por ordenador, un músico que necesita de un PC para dar forma a sus creaciones musicales. Un ordenador, con las herramientas necesarias para llevar a cabo esa finalidad: programas que ayudan a componer, arreglar, grabar, mezclar, y todas esas cosas que os comenté en el post de conceptos básicos de informática musical.

Y claro, ese ordenador necesita un sistema operativo para funcionar, con sus drivers y su hardware y software optimizado para audio. Durante mucho tiempo, tal vez demasiado, he estado intentando hacer de Ubuntu mi estación de trabajo para audio. He de decir que todavía no me he conseguido acostumbrar al flujo de trabajo de un productor musical en GNU/Linux, así que, a fecha de este post, se puede decir que he fracasado. Pero no por ello quiero decir que me rindo. Prueba de ello es un script que escribí para arrancar secuencialmente Jack, Rosegarden y ZynAddSubFx, y que empiecen interconectados entre sí.

Como sabéis, he estado preparando, durante los dos o tres últimos años, una pequeña maketa con unos pocos temas instrumentales de composición propia. Un trabajo que pronto, si nada lo impide, estará disponible para descargar bajo licencia Creative Commons. Pues bien, un porcentaje muy elevado de este álbum fue realizado con software privativo. Un par de programas por los que me dejé unos pocos euros, y bastante software de licencia freeware, sobre todo plugins VST, que aunque sean gratuitos, no dejan de ser software no libre.

Digo esto para que, los que estáis acostumbrados a que postee sobre software libre, no os llevéis una sorpresa si de repente empiezo a escribir sobre los programas que he utilizado, que han sido un par de DAWS de pago, un buen puñado de plugins VST freeware, además de los de serie de las DAWS, y un poco de software libre. Eso sí, en ningún momento he recurrido, ni lo he necesitado, a software crackeado ni nada por el estilo. Que quede claro.

¿Quiere eso decir que ya no apoyo al software libre?

Para nada. Más bien es todo lo contrario, para mi el futuro está en el software libre. Es sólo que, como músico, me siento más cómodo trabajando con los programas privativos que conozco, que son, en definitiva, con los que aprendí a producir música con un ordenador.

Estoy remontándome a un tiempo en el cual no tenía acceso directo a Internet y, en consecuencia, me era imposible conocer otra cosa que no fuera "lo que me pudieran pasar" o lo que me pudiera comprar en alguna tienda o gran superficie. Me gustaría hablaros de mis progresos en la materia más adelante, para que entendáis un poco mejor cómo empecé a aprender a hacer estas cosas. De momento tenéis como aperitivo la entrada donde explico como grabé un Casio-SA9 con sólo la grabadora de Windows.

Al software libre tuve acceso una vez contraté la primera línea ADSL, y empecé a descubrir las herramientas de creación musical que hay disponibles, como Jack, Rosegarden, Ardour, Hydrogen, ZynAddSubFx, y muchos otros. Bastantes de estos programas tienen una calidad asombrosa y, además, suelen ser gratuitos -no tienen por qué serlo, por cierto-.

Mientras producía mi álbum y otros temas sueltos de otros proyectos, en Windows XP y con mis herramientas habituales, iba aprendiendo, en paralelo, a intentar lograr los mismos o similares resultados en Ubuntu. Pero el tiempo libre se me fue acortando drásticamente. Primero fue la boda y después el embarazo y nacimiento de mi hijo. Y ahora apenas tengo tiempo ni para enchufar el bajo a la tarjeta de sonido.

¿A donde quiero ir a parar con este ladrillo?

Pues que voy a dejar aparcado por un tiempo largo mi aprendizaje de informática musical en GNU/Linux. No postearé nuevas entradas sobre el tema, salvo que descubra alguna novedad interesante. Para aprender de verdad a crear música en Ubuntu y GNU/Linux en general, nada mejor que Semicorchux, el blog de Pablo.

Si necesito producir algún tema musical, desempolvaré mi vieja partición de Windows XP y ganaré tiempo, porque es un entorno de trabajo que conozco muy bien, ya que es en el que aprendí. Y también, por qué no decirlo, me dejé algo de dinero en las licencias de algunos programas, y me gustaría hacer uso de ellos. Y saldremos todos ganando porque, si termino antes mi música, antes estará on line para vuestro disfrute.

Ahora, si me disculpáis, voy a exportar el MIDI que tengo hecho en Rosegarden para importarlo en Samplitude, porque hasta que no termine las partituras para el registro en la Propiedad Intelectual, no subiré mi música a la Red de redes. Y en Rosegarden no me termino de aclarar, por más que lo intento, pero el tiempo corre sin descanso...

Puedes visitar la entrada original, leer los comentarios e incluso dejar el tuyo, si lo deseas.

7 comentarios:

  1. La informática tiene muchas ramificaciones: instalación de Hardware, montaje de equipos, puesta a punto, mantenimiento de bases de datos, programación, atención al usuario (helpdesk), programación, diseño web (programación web)... Yo entiendo que informático es el que se dedica a alguno de estos trabajos, ya sea con titulación o sin. También se puede ser informático de vocación, no? Informático como hobbie, no?

    En el tema de los músicos, un bluesmen (por poner un ejemplo) ni tiene estudios sobre el instrumento, ni sabe de música y aún menos de solfeo, pero no por ello deja de ser músico, no? En todo caso uno que tiene conocimientos o estudios estará mejor preparado, será más profesional, pero el otro para mi es igualmente músico.

    Que seas mejor o pero músico o informático no depende de los estudios o de si te dedicas a alguna de estas ramas. Al final lo que cuenta no es la titulación, sino los resultados: conozco músicos con estudios que tocarán muy bien, pero no transmiten, no tienen creatividad, sólo tocan versiones, mercenarios, músicos de estudio, etc. Conozco informáticos que sólo saben hacer una cosa: lo que le piden en el trabajo del día a día y no le interesa aprender, cuando tienen un problema recurren al típico "google+ctr+c+ctrl+v".

    ¡Digamos que lo nuestro es la informática musical! Y por mi parte, yo me considero un músico aficionado, no suena muy bien, pero creo es lo mejor que me define.

    Aún así, a tú frase/nombre del blog, noto quele falta algo, queda muy "nini", eso de "Ni soy informático, ni soy músico", creo que le falta una coletilla, algo rollo: "Soy un...." no se.

    Hay que promocionar el software libre (sobretodo Linux como sistema operativo libre), hay quien ni siquiera sabe que existe y tiran de cracks, pero por otro lado, al igual que tú, también soy consciente de que tiene algunos handicaps como por ejemplo que hay poca información (o en inglés) para ciertas cosas y tenemos que amortizar el soft "windowsero" pagado para tirar adelante nuestros proyectos!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. buena elección y continua haciéndonos partícipes de tus conocimientos y de tu arte

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ni informático, ni músico, ni ná, como se dice por aquí xD xD

    Yo siempre recordaré ese "y su puta madre"... siempre lo tendré en mi corazón...

    ResponderEliminar
  4. Un resumen de esta entrada (que no he decorado con ninguna imagen, por cierto) podría ser: "me gusta Ubuntu como sistema operativo para todo, pero a la hora de afrontar un proyecto musical serio, regreso a Windows para realizarlo, pero no porque me guste Windows, sino porque el software que realmente controlo, y con el que trabajo cómodo y con fluidez, funciona en él."

    Alexandre, no me queda más remedio que darte la razón en lo que dices. De hecho, estoy de acuerdo. Lo que pasa es que esta entrada la hice casi de carrerilla, y tal vez no se haya entendido bien lo que he querido decir.

    Me refiero a la parte en la que dices que se puede ser muy buen músico sin estudios ni preparación, como un bluesman, por ejemplo. Lo único que pretendía decir en esa parte es que soy amateur en ambas disciplinas, que se unen como bien dices en la informática musical, y como aficionado autodidacta que soy, no han de tomarse las cosas que muestro por aquí que hago -me refiero a los tutoriales, presentes y futuros- como incuestionables e infalibles, ni mucho menos. En pocas palabras, que no se me tome demasiado en serio lo que digo.

    Esta entrada la he redactado para poder mandar aquí más adelante a alguien, si hiciera falta, para demostrarle que no voy por la blogosfera en plan de productor gurú o algo por el estilo... Es que tengo planes para próximas entradas que incluyen truquillos de producción... ¡Hasta aquí puedo escribir! :)

    El nombre actual del blog ha sido el lema que acompañaba a mi avatar en el perfil durante los últimos meses. No quería hacerlo más largo, porque la idea era precisamente un nombre de blog un poco más corto, pero no tan corto como poner el dominio y ya está. He estado tentado de añadir "...pero estoy en ello" o algo parecido al final, pero me he resistido. :S

    No hace falta que repita que me gusta el software libre para casi todo. Y me gustaría añadir que mucha gente sabe que existe, pero mientras existan los cracks pasan de dar el cambio. Ni se lo plantean siquiera. Si pueden obtener un software de más de mil euros por el morro, ¿por qué van a usar un programa creado por voluntarios y que no rinde ni la cuarta parte?

    Para mi, el reto consiste en lograr mis objetivos si utilizar ni un solo software de manera ilegítima, aunque tenga ciertas limitaciones. De hecho, prefiero las limitaciones.

    Juan, a ti siempre te daba algo de palo nombrar mi blog en tu programa, a ver ahora si no te sonrojas al decirlo. Me tengo que poner en contacto contigo de aquí a unas semanas, por cierto.

    Lukas, la frase permanecerá, además de en tu corazón, en mi perfil de Blogger y en el widget "¿Quién soy?, que se ve en la página principal. Ya sé que no será lo mismo, pero algo es algo... :(

    ResponderEliminar
  5. Entiendo tu postura, lo de "amateur", yo lo interpreto como humildad por tu parte. Es difícil encontrar a la persona/técnico sabelotodo que tenga tiempo para transmitir conocimientos cuando están siempre liados con sus proyectos y cuando encuentras a uno, luego no sabe explicarse!!! Por otro lado, como debes saber, los profesionales de audio o informática que si saben explicarse, por lo general, no suelen mostrar sus trucos ni sus conocimientos , para ello escriben libros o transmiten sus secretos de boca a boca, de maestro a aprendiz. Aún así, no siempre funciona, por ponerte un ejemplo, este verano he probado de leerme un libro de masterización de Bob Katz del que decía que era muy básico, muy práctico... me ha parecido aburridísimo, demasiado técnico, de hecho lo he dejado por palo y así me ha pasado con otros libros.

    Pero es la gente de a pie (aquí es donde entran los blogs), donde se recopila toda la información por varias fuentes y se hace un refrito (que está bien rico!) explicado de manera sencilla (aunque no se pueda tomar en serio, jaja) que todos la entendamos y ese es tu punto fuerte!!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Que tal José!

    Suerte con la nueva cara de tu blog. Tienes excelentes recursos por acá y aunque no seas ni informático ni músico provees de mucha información sobre ambos temas. Gracias por tu trabajo acá compartiendo.

    Saludos y que todo esté bien!

    ResponderEliminar
  7. Ojalá hubiera tenido acceso a Internet mucho antes, Alexandre. Hubiera aprendido muchas cosas en menos tiempo, aunque por otro lado, tal vez haya sido mejor así, porque la Red de redes distrae demasiado en ocasiones, y hay cosas que es mejor aprender por uno mismo y luego averiguar por qué no funcionaba algo como esperaba.

    Hola, Kaux, se te echa mucho de menos en la blogosfera del audio digital. Menos mal que se ve por Twitter todavía (por cierto, ¿tienes cuenta en Facebook?).

    Esa es la idea, disponer de recursos para que cualquiera pueda tener acceso a ellos, incluido yo mismo, ¡ja, ja, ja! :D

    Un fuerte abrazo y que te vaya muy bien también, y con tu familia igual. Me sorprendió mucho que tuviéramos nuestros respectivos hijos la misma semana o casi :)

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.