martes, 2 de agosto de 2011

Mågia y Têcnología en La Hora de Alvarzeus, y "Héroes Silenciosos", por Álvaro Pajares


¡Hola, tigres y tigresas! Hace más de una semana, se emitía el programa número 68 de La Hora de Alvarzeus, un magnífico programa de radio online orientado al rock, aunque abierto a más estilos de música.

El podcast del programa se emite en streaming en varios sitios en la red, que podéis conocer en el blog de La Hora de Avarzeus, en el bloque de texto justo debajo de la cabecera, con sus diferentes horarios de emisión.

Una vez se emite por todas las radios online en las que está incluido, el programa acaba en Ivoox, en el canal de Alvarock. Este martes pasado subió el último, el que hace el número 68. Y para mi ha sido un tanto especial, porque Álvaro Pajares, el monstruo que hay tras el micrófono, presentaba ante su audiencia nada menos que dos temas de mi álbum Amanecer Contigo: Musa Soñando, que abría el programa, y Paz Interior, que además de cerrarlo, acompañaba a la voz del locutor de fondo en algunos momentos.

Aquí os dejo el reproductor del programa, para que podáis escucharlo. También es posible descargarlo desde la página de Ivoox donde está alojado el mp3 y podéis escucharlo donde queráis.


Por supuesto, recomiendo la escucha de este programa, en el que se apoya incondicionalmente a numerosas bandas de rock y algunos músicos libres. Por ejemplo, Dave Imbernön, a través del cual descubrí el programa, escuchando una entrevista que le hizo Álvaro.

Y a propósito de apoyar a la música emergente, Álvaro escribió una nota en Facebook que tituló Héroes Silenciosos, pero que yo lo hubiera titulado, de ser mía, Manifiesto para Salvar el Rock, porque prácticamente lo es. Aquí os dejo el texto íntegro, con el cual estoy completamente de acuerdo:

Los dinosaurios siguen llenando plazas en forma de Epitafio y eso está muy bien, pero realmente no es mas que la crónica de una muerte anunciada. ¿Cuantas personas son capaces de atraer a sus conciertos en cada ciudad, 7.000 o quizá 8.000?.

Y yo me pregunto: ¿donde están todos esos rockero-metaleros que se gastan sesenta euros para ver a bandas extranjeras y que no se gastan ni un duro en los conciertos de bandas españolas?. Esto se nos muere señoras y señores y nos lo estamos cargando entre todos.

Los músicos mientras; caen en manos de depredadores y oportunistas que quieren sangrarles y hasta en ocasiones tienen que pagar dinero para tocar en las salas. Algunos promotores que aman esta música arriesgan su dinero y palman pasta por falta de público asistente. Es una lástima ver que las salas de concierto están semi-vacias y que la industria discográfica haya desaparecido tal y como la conocíamos para ser autogestionada romanticamente por nuestros propios músicos.

Esto se nos va a la mierda. Sigámos pagando sesenta euros para ver a nuestros ídolos del pasado. ¿Y así es como vamos a construir nuestro panorama musical? Yo por mi parte, esto es lo que digo: ¡Que les den por saco a Judas Priest, iron Maiden, Scorpions y la madre que les parió!.En definitiva no son mas que una pandilla de sexagenarios millonarios que viven de sus glorias pasadas.

No se puede vivir eternamente del pasado y voy a citar con dos pares de tolondros una nueva tendencia que está ahí y que la gente esta obviando. Estamos viviendo una Nueva Ola del Metal Español (NOMED) con grupos como Wild, Piel de Serpiente, Oker, Biosfear y un largo etcétera y estamos dejando pasar la oportunidad de que dentro de veinte años estas bandas sigan siendo un referente como en su día lo fueron Obús, Barón Rojo, Santa, Panzer, etc...

Eso si, sigamos asistendo a los conciertos de esos vejestorios que aún siguen en plena forma. Sigamos engordando sus arcas que ya están repletas del vil metal, mientras nuestros músicos se comen los mocos y viven de cualquier otra cosa menos de la música.

¡A la mierda los dinosaurios!.

No hay ventas de discos, no hay llenos en los conciertos de nuestras bandas, no hay apoyo del público patrio y mientras, nuestros músicos navegan como heroes silenciosos a la deriva y sin apoyo suficiente para salir a flote.

Y lo mas acojonante de todo es que estamos asistiendo al mejor momento que ha existido a nivel de bandas en la historia de nuestra música. Cada vez tienen mas nivel, cada vez están mas preparadas a nivel escénico y sin embargo no pueden llenar las salas ni a una cuarta parte de su capacidad.

Yo por la parte que me toca no voy a apoyar jamás a estos dinosaurios, ese no es mi rollo, ese es su negocio. ¡Mi rollo es el Rock!

4 comentarios:

  1. Que tal.

    A escuchar ese podcast! Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, ojala tu música vaya consiguiendo el reconocimiento que merece. Mañana oiré el programa con tranquilidad estoy apunto de desconectarme.

    Mis felicitaciones amigo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, ya iba siendo hora de pasarme por aquí. Lo siento, reconozco que te tenía algo abandonado (en verdad, tengo, salvo el blog de Carlos por alguna extraña razón, todo el mundo bloguero algo dejado...^^"). Y ahora vengo, me encuentro con ésto, y claro, no me puedo callar.

    Yo soy de los que se gastaron 70 eurazos en ver a los Priests, hace dos semanas. Así que empezaré excusándome. Y es muchos como yo, no estábamos ni en pensamientos de nuestros padres cuando bandas como éstas empezaron, cuando se montó todo el tinglado. Para mí, ir a un concierto como éste, es casi como ir a una clase de historia. No me arrepiento de ir, y de hecho, me muero por ver a otros grandes, y lamento que no podré ver a otros tantos (Dio, por ejemplo, por razones más que obvias)

    En cuanto al metal en castellano, creo que está muy mal montado todo. En serio. Y las promotoras, y las salas, se aprovechan un montón del asunto. Al igual que me he dejado 70 eurazos en ver a los Priests, otros años (entiéndase, como siempre digo, "año" como "curso académico) he ido, cuasi literalmente, a todo concierto pequeño, mediano o grande, que se montaba en mi ciudad. Me he dejado mucho dinero viendo a bandas como Saratoga, Warcry, Stravaganzza... que solían venir acompañadas de bandas que respondían a nombres como Dark Sun, Nocturnia, etc... Tampoco me arrepiento de ello. Y me encantaría, y volvería a pagar por ver a esas bandas, tanto a las primeras, como a las segundas.

    El problema es que... espera. La primera vez que vi a Warcry me costó 12 euros. La segunda 15... Vienen dentro de dos meses y costará, estimo, unos 24 (22, más lo que se chupa ticketmaster by_the_face). Vale pero... espera, mi poder adquisitivo es el mismo, o incluso menor (dichosa crisis). Y espera, por solo 10 euros más, he visto no hace más de 3 años a Helloween+GammaRay+Axxis... entonces me pregunto ¿me merece realmente la pena ir a ver a Warcry de nuevo? Pues ya te respondo yo: no. Warcry no vale eso. Y que se rasguen las vestiduras quien quiera. Es un grupo que está de puta madre, y que tienen un directo muy chulo, pero 24 es demasiado.

    ¿Y los Dark Sun, y Nocturnias de turno?... ¿Hola? Esperando estoy que vengan de gira por Granada. Por lo visto las promotoras no apuestan por grupos que no les aseguren llenar las salas. Yo iría de cabeza, siempre he tenido predilección por las bandas pequeñas, siempre, he pensado que de alguna manera eso es el metal en su estado más puro, pues nadie es comercial, ni ha sido influenciado por su discográfica en su primer cd o maqueta.

    Y luego está la sociedad metalera española, que es pa echarle de comer aparte. Entre muchos círculos metaleros (digamos de cierta edad, de 20 para arriba...) se critican montón a grupos como los mencionados anteriormente, porque cuentan entre sus fans a una gran cantidad de adolescentes, sin darse cuenta que los adolescentes campan a sus anchas, entre otras cosas, por la falta de fans de mayor edad.
    Y lo que más me toca los cojones, cuando surge una banda realmente buena, a nivel similar al centro europeo... no les hacemos ni puto caso y tienen que irse precísamente allí, a Europa, a llenar salas. (Hablo de Dark Moor, la única banda española por que la pagaría gustosamente más de 20 euros)

    En fin... también estoy a la espera de que se vuelvan a montar mini festivales de bandas pequeñas y/o locales. Antes se hacían bastantes por aquí, pero el último que recuerdo creo que fue hace ya dos años.

    Bueno, es un poco mi visión de cómo está el asunto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Creo que te puede gustar este podcast, Mijel. El único "pero" (tal vez ni lo sea) es que Álvaro apoya casi en exclusiva grupos de España. Eso es, en parte, porque a muchos de los grupos que da a conocer y entrevista los conoce en persona, o por teléfono al menos.

    Carlos, lo mejor de este asunto es que salió de Álvaro la iniciativa de ponerme en su programa, y que "pincha" nada menos que dos temas, cuando normalmente pone uno de cada grupo, a no ser que haya entrevista por medio, que no era el caso.

    Definitivamente, erMoya, no estás en el grupo de personas que critica Álvaro en su nota. Él se refiere a personas que sólo van a ver a lo que él llama "dinosaurios" del rock, y que ignoran completamente lo que se cuece en la actualidad. Una actualidad que se puede convertir en herencia musical de aquí a unos cuantos años y que, de no hacer nada, será, simplemente, olvidada sin más.

    Tú apoyas grupos pequeños (en el sentido de poco conocidos, nada que ver con la calidad de lo que hacen). Nada de malo tiene en ir a ver a un "dinosaurio". A mi me hubiera gustado ir a ver el último concierto de Iron Maiden que dio en Valencia hace ahora un año, pero por motivos personales no pude. Pero he acudido a un par de conciertos de grupos de aquí, y no he ido a más porque con un niño de nueve meses poco me puedo mover de casa.

    También te doy la razón en que se aprovechan las salas mucho de los grupos que empiezan. No lo he vivido, pero lo he visto muy de cerca, y eso no lo quería para mi banda de entonces (¿pagar por tocar? Por favor...). Y también es cierto que, una vez triunfan, algunos grupos suben su nivel en cuanto a precios de entradas, pero eso no depende de ellos directamente (de los miembros del grupo, me estoy refiriendo). Pero pasa.

    La sociedad metalera y rockera española es pa echarla a comer aparte, tú lo has dicho. Que haya bandas que tengan que salir a publicar sus discos o tocar en Alemania, o en países de más al norte, porque aquí nadie les escucha... Da que pensar, la verdad. Podemos echar la culpa a los medios de comunicación especializados, hasta cierto punto, pero me da la sensación de que no queremos a nuestros propios músicos... Y hablo en calidad de oyente, pero sobre todo, de músico.

    Esto nunca lo he comentado en ningún post, porque tal vez sea de mal gusto hacerlo público, pero dicho entre los comentarios, como va a pasar desapercibido, te lo comento: entre mi círculo de gente "real", es decir, conocidos y amigos, puedo contar con los dedos de una mano los que me han apoyado en este proyecto musical, que he llamado Magia y Tecnologia. Lo mismo puedo decir de mis ya desaparecidos dos grupos "reales". Nadie tiene obligación de hacerlo, por supuesto, pero tampoco tienen la obligacion de, por poner un ejemplo concreto, insertar videos y temas de grupos famosos (de los que salen en los cuarenta esos) a todas horas en el muro de una red social que, por supuesto, no voy a nombrar.

    Y volvemos, si lo piensas bien, a la idea de la nota de Álvaro: apoyar lo famoso, ignorar lo cercano. Y lo que es peor, sin dar una oportunidad siquiera (no molestarse en escuchar una vez, por ejemplo).

    Un secreto os confío: si no fuera por la cibercosa, Amanecer Contigo, probablemente, jamás habría salido del disco duro. Así de claro. Gracias a todos vosotros, , los ciberamigos, me animé a hacerlo realidad.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.