miércoles, 26 de octubre de 2011

Teclado controlador E-MU Xboard 49


Aunque he incluido este dispositivo entre los posts etiquetados como instrumentos, mi E-MU Xboard 49 no es realmente un instrumento musical. Es un teclado controlador MIDI de 49 teclas. Lo tengo desde finales de mayo de 2006 y lo adquirí en una tienda especializada en informática musical de Valencia (actualmente en Mislata) llamada MIDI Musik.

Dispone de 16 controles giratorios, ruedas de pitch bend y modulación, varios botones para seleccionar canales, bancos, octavas, etc; un control principal de volumen, que todavía no he logrado que funcione con ninguna aplicación musical, conexiones USB y MIDI estándar, entrada de corriente continua (no se usa si se conecta por USB con suficiente corriente), salida MIDI out estándar y una entrada tipo jack, para añadir pedal de expresión o de sustain. Este último conector lo he conseguido hacer funcionar, de las dos maneras comentadas, con un pedal de volumen de guitarra electrica, aunque en el caso de usarlo como pedal de expresión, no he logrado que abarque los 128 valores posibles del estándar MIDI.


Puede utilizarse inmediatamente sin problemas, enchufando por USB y listo, sin necesidad de instalar driver alguno, tanto en GNU/Linux (todas las distribuciones en que lo he probado, incluidas todas las versiones de Ubuntu) y en Windows XP. Ahora bien, en este último sistema operativo, si tenemos intención de aprovechar el módulo de sonidos, incluido entre el software adjunto, el VSTi Proteus LE, hay que instalar los drivers del CD incluido con el teclado.

Las teclas, aunque algo ruidosas, para mi son cómodas y fáciles de tocar, pese a no ser teclista. Las ruedas de pitch bend y modulación funcionan con suavidad y precisión, al igual que los 16 controles giratorios del panel superior. Su construcción parece frágil, y no pesa demasiado, aunque ha soportado duras sesiones de grabación sin sufrir daños. Así y todo, no sería un dispositivo apto para bolos, lo encuentro demasiado frágil para eso.


Su tamaño de 49 teclas, o cuatro octavas, lo hace un poco justo para tocar a dos manos. A día de hoy tal vez me hubiera inclinado por la versión de 61 teclas, pero cuando lo compré sólo existían las versiones de dos y de cuatro octavas. De todas formas, la versión de 61 teclas no está disponible en la actualidad en el catálogo de E-MU, aunque tal vez quede alguno sin vender en las tiendas.

Ahora mismo no recuerdo alguna producción actual de mi estudio casero en la que no haya empleado al menos una vez este teclado. Como mínimo, para ayudarme a secuenciar o programar las baterías lo uso. Por eso, junto con la tarjeta de sonido y el mismo ordenador, es un dispositivo que siempre tengo disponible para utilizar en GDF Estudio. No lo guardo en su caja nunca. Sólo lo hice durante la mudanza del piso donde me crié al actual.


De no ser por este teclado, temas como Amanecer Contigo y Pensando en Ti no hubieran existido, porque nacieron de improvisaciones de mis torpes dedos sobre sus teclas.

Por último, me gustaría recordar que este dispositivo fue cabecera de esta bitácora durante su primera versión. Algunos puede que la recordéis, de esa época en que tenía este blog un nombre un poco más subitido de tono que el actual. Para los que no la vieron, aquí la dejo para que la conozcáis:

5 comentarios:

  1. Ese teclado es magico, doy buena fe de ello, de todas maneras, amigo mio, puedes tener un teclado de 2000 teclas, ser el mas duro del mundo, el mas maravilloso, pero de poco sirve si no lo sabes utilizar, lo que importa son tus dedos, tus emociones, tu maravillosa composicion, por eso, aunque tocaras con un teclado de un euro, tu tienes magia para que suenen notas maravillosas, amigo mio, eres un genio musical y estoy muy orgulloso de que seas mi amigo, ese teclado esta haciendo algo magico, lo puedo afirmar, dentro de poco, la gente sabra por que, yo por lo menos ya lo se jejeje

    ResponderEliminar
  2. Los teclados son la leche que hasta puedes tocarlos con la nariz.

    ResponderEliminar
  3. Juliet, a ver si nos ponemos las pilas y tenemos el álbum listo para principios del año que viene como mucho, que yo también tengo ganas de terminarlo.

    Yo creo que llamarán más la atención tus guitarras acústicas que mis teclados, ya lo verás, ¡je, je, je!

    Negro de Saliceta, dado lo suaves que son de tocar las teclas, se podrían tocar también con cierta parte de la anatomía masculina... Pero mejor no sigo, que pueden haber mujeres y niños leyendo esto :D

    ResponderEliminar
  4. Hola que programa usas para componer y pasar la musica? yo usaba el cubase pero quisiera saber cual me recomendarian

    ResponderEliminar
  5. En la actualidad uso una versión amateur de Samplitude, aunque en su momento llegué a utilizar Cubase SE.

    En la actualidad me estoy planteando migrar el estudio a GNU/Linux, pero me faltan muchas horas de "vuelo" para dominar minimamente sus herramientas nativas, como Ardour, Rosegarden y demás. Así que de momento, en Windows, sigo tirando de Samplitude, programa que recomiendo por su estabilidad y rapidez. Reaper tampoco está nada mal.

    Gracias por tu comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar

No hay normas especiales para publicar comentarios en este blog. Sólo las básicas: respeta, no insultes, y no hagas SPAM descaradamente. Tampoco se admitirán comentarios que vulneren la Ley. Cualquier aportación, consulta y crítica es bienvenida, a condición de cumplir estas normas básicas.

Si lo que quieres es ponerte en contacto directamente conmigo, dispones para ello de un formulario de contacto.